Buenas noticias para Argentina: EEUU decidió no pedir la renuncia de Georgieva en el FMI

Economía

Estados Unidos no votaría a favor del despido de Kristalina Georgieva; con lo que la búlgara continuaría en su cargo de Directora Gerente del FMI, pese a la embestida de Japón y otros estados de "mano dura" dentro del organismo.

La información con la que contaba el gobierno nacional, y adelantada por Ámbito el miércoles de la semana pasada, era la correcta: Estados Unidos no iba a votar a favor del despido de Kristalina Georgieva; con lo que la búlgara continuaría en su cargo de Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), pese a la embestida de Japón y otros estados de "mano dura" dentro del organismo. La funcionaria no tendrá problemas ahora en ser desde hoy la anfitriona plena de la nueva Asamblea Conjunta entre el FMI y el Banco Mundial de Otoño. El gobierno de Joe Biden no quiso ayer ser el responsable de una crisis económica y política de dimensiones importantes, al votar por la destitución de la funcionaria. Y al detentar el 17% de los votos, los estados que buscaban la salida de Georgieva no iban a conseguir nunca el 85% necesario para la avanzada; con lo que la ex directora del Banco Mundial continuará en su cargo. Habrá que ver hacia delante con qué poder, y con que grado de influencia en las decisiones del FMI.

Dependiendo de la evolución del poder que le quede a la búlgara, para Argentina es una muy buena noticia. Una salida de Georgieva hubiera implicado un gran paso atrás en las negociaciones que se mantienen abiertas desde fines del año pasado; y en as que la directora gerente mucho tiene que ver para que algunas de las peticiones complejas que reclama el gobierno de Alberto Fernández sean escuchadas. Más teniendo en cuenta que debajo de la funcionaria, se encuentra el frente norteamericano; poco dispuesto a atender cuestiones y reclamos argentinos. Menos si a alguno de los hombres y mujeres de los Estados Unidos, desde el país se los señala como los responsables del Stand By firmado por el gobierno de Mauricio Macri en 2018.

El gobierno nacional manejaba información calificada desde EEUU, sobre que la situación de Georgieva dentro del FMI era difícil pero no terminal. Se aseguraba además que cualquier investigación interna que surja contra la directora gerente del organismo, no afectará directa ni indirectamente a las negociaciones que se mantienen con la Argentina para lograr la aprobación de un Facilidades Extendidas que regularice la deuda por unos u$s44.800 millones tomados en los tiempos de Mauricio Macri.

La información obtenida en Buenos Aires, llegada desde Washington, es que no peligraba su permanencia en el cargo. Y que si avanzaran las investigaciones sobre las eventuales alteraciones de los datos macroeconómicos chinos en sus tiempos de directora del Banco Mundial; éstas demandarían un largo tiempo de fiscalizaciones sobre los actos de Georgieva en ese cargo, con lo que habría que esperar mínimo al segundo trimestre de 2022 para que desde el FMI se llegue a alguna conclusión.

Con Georgieva al frente del FMI, los negociadores argentinos continuarán ahora avanzando en lo que se supone son los tramos finales del Facilidades Extendidas que se debería firmar y poner en práctica antes de marzo del 2022. Al ministro de Economía Martín Guzmán, el presidente del Banco Central Miguel Pesce, el embajador ante el organismo Sergio Chodos, además del resto de los funcionarios de segunda línea que discuten en estas horas Washington con la norteamericana Julie Kozac y el venezolano Luis Cubeddu (los responsables del caso argentino); se le sumará el jefe de Gabinete Juan Luis Manzur; que tendrá la tarea de darle volumen político a las negociaciones en la sede del FMI de la capital norteamericana. Y con la buena noticia que Giorgieva sería la que eventualmente firme e impulse el Stand By.

Dejá tu comentario