Kristalina Georgieva suma críticas y cuestionan su continuidad en el FMI

Economía

La directora del organismo internacional fue acusada por utilizar su rol en el Banco Mundial para manipular datos a favor de China. Financial Times aseguró que crecen los pedidos para que renuncie.

Las críticas hacia Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), aumentan y ahora apareció un artículo del prestigioso medio económico Financial Times que asegura que crecen los pedidos para que renuncia a su cargo.

La investigación independiente de Wilmer Hale acusó a la titular del organismo de crédito internacional de haber utilizado en 2018 su rol de directora ejecutiva del Banco Mundial para ejercer presiones para manipular datos beneficio de China, en el "Doing Business", el informe estrella de la entidad bancaria.

Según lo que afirmó el periódico de origen británico este repercutió negativamente en las instituciones financieras mundiales que tienen sede en Washington, Estados Unidos, al punto que los pedidos para que dimita empezaron a materializarse.

Desde que la acusación salió a la luz, la directora cumple sus funciones en un clima caldeado y "entre crecientes pedidos para que dimita”, describió el Financial Times.

A su vez, el semanario The Economist publicó una editorial titulada "Porque la líder del FMI debería renunciar" y con la que señala que "no encaja fácilmente con su papel actual en el FMI".

Entre los distintos motivos, remarcó: "La próxima vez que el FMI intente arbitrar una disputa cambiaria, o ayude a reprogramar la deuda de un país que ha pedido prestado a China, los críticos del Fondo seguramente citarán esta investigación para socavar la credibilidad de la institución".

Por tal motivo, consideró que "la Sra. Georgieva, una estimada funcionaria de varias instituciones internacionales, debería dimitir".

Georgieva se expresó al respecto esta semana y rechazó tajantemente la acusación: "Permítanme ser clara: las conclusiones están equivocadas. No presioné a nadie para que modificara ningún informe. No hubo absolutamente ningún 'quid pro quo' relacionado con la financiación del Banco Mundial".

"Por mucho que me haya esforzado por ser abierta e inclusiva, lamenté mucho saber que algunos miembros del personal sintieron que sus preocupaciones no fueron escuchadas. En el futuro, me aseguraré de estar aún más atenta a las opiniones del personal", expresó en un comunicado emitido a través de la firma estadounidense de comunicaciones estratégicas SKDK.

Esta decisión de no hacerlo mediante un documento firmado por el Fondo Monetario elevó todo tipo de sospechas sobre la continuidad en el cargo que asumió en 2019.

Dejá tu comentario