La liquidación de divisas del agro bajó 8% interanual

Economía

En un contexto en el que el Gobierno está ávido de dólares, la liquidación de divisas por parte del sector agroexportador sumó en enero u$s1.613 millones. La cifra significa una baja del 8% interanual y un retroceso del 27% con respecto a diciembre: el último mes de 2019 había registrado la cifra más alta en los últimos 17 años para ese período.

La información fue difundida ayer por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan 45% de las exportaciones argentinas. “Este monto liquidado está directamente relacionado con el volumen de la cosecha y el ritmo de venta de granos por parte de los productores que se ha reducido en el mes de enero pasado”, sostuvo a través de un comunicado. “El monto ingresado en enero resultó estar en el promedio habitual de los últimos diez años, aunque por debajo del mismo mes de 2019”. En realidad, se trata del comienzo de año con la cifra más baja desde 2015 (u$s1.086 millones), mientras que en el primer mes del año pasado, la liquidación ascendió a u$s1.755 millones.

La liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados, ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial.

Según aclaró CIARA-CEC, de todas formas, “en este sector, las comparaciones estadísticas entre distintos períodos son generalmente imprecisas o inexactas ya que la liquidación de divisas está fuertemente influida por el ciclo comercial de los granos, que depende de diversos y cambiantes factores exógenos como oscilaciones internacionales de precios, retracción de la oferta, distinto volumen y valor proteico de las cosechas, condiciones climáticas, feriados, medidas de fuerza sindicales, modificaciones regulatorias, barreras arancelarias y para arancelarias del exterior, exigencias fitosanitarias o de calidad de otros países, etcétera”.

En enero se cortó una serie de cinco meses en los que las liquidaciones del agro evidenciaban una marcada suba interanual. De hecho, luego de las elecciones de octubre, los registros mostraron incrementos considerables ante la inminencia del aumento de las retenciones por parte del gobierno de Alberto Fernández. En el primer mes del año, en ese contexto, el Banco Central compró (neto) u$s 810 millones.

De cara lo a que viene, desde CIARA-CEC señalaron que “las liquidaciones de divisas de los próximos meses dependerán del flujo de ventas de granos de la cosecha fina, particularmente de trigo y cebada, así como de soja de la campaña anterior aun sin entregar por parte de los productores. Para disponer de un flujo normal de ventas resulta necesario la estabilidad del tipo de cambio y de las reglas del comercio exterior, como condiciones necesarias”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario