"La política monetaria no generará inflación"

Economía

Según el Banco Central, la fuerte intervención en el mercado de cambios para comprar dólares «no generará inflación». En las últimas semanas hubo un importante aumento de las compras por parte de la autoridad monetaria por el ingreso proveniente de la cosecha gruesa, lo que genera que la cotización del dólar caiga muy paulatinamente.

Si bien existe temor de que esta conducta acelere la inflación por un aumento de los pesos en circulación, la entidad que preside Martín Redrado aseguró que ello no ocurrirá. «Se está llevando adelante una política que permite absorber los pesos que exceden la demanda del mercado», aseguró el Informe de Inflación de la institución. La banda de inflación prevista para este año por la institución está entre 8% y 11%, sin que hasta ahora se haya modificado.

  • Reservas

    Destaca, en este sentido, que las compras permitieron aumentar u$s 3.000 millones las reservas en la primera parte del año, luego del pago al FMI. Pero esto es sólo una parte de la realidad: las reservas también crecieron por la compra de Hugo Chávez de bonos locales (unos u$s 1.000 millones en el trimestre) y la renovación de un crédito otorgado por el Banco de Basilea (aún quedan por devolver u$s 400 millones).

    El informe aclaró que el BCRA seguirá desarrollando una política monetaria «prudente, previsible y estable», con el objetivo de mantener la inflación controlada. Pero al mismo tiempo, aclara que la responsabilidad también pasa por la política de ingresos (es decir, la evolución de los salarios) y la conducta fiscal. Así, vuelve a compartir responsabilidades con el Ministerio de Economía por el resultado de la lucha antiinflacionaria.

    «En la medida -asegura la institución que preside Martín Redrado- en que los eventuales aumentos de salarios no tengan relación con la productividad y rentabilidad sectorial, podrían acentuar la presión sobre los precios, en especial en los sectores productores de servicios y de bienes menos transables.»

    El gobierno impuso un límite de aumentosalarial en las negociaciones colectivas de 19%, con el objetivo de evitar desbordes. Sin embargo, aún no está claro si dichos incrementos podrán ser absorbidos o, por el contrario, habrá un traslado parcial a precios.

    Redrado también destacó que la suba de encajes decidida a partir de abril apunta a confirmar el «sesgo antiinflacionario de la política monetaria», ya que desincentiva el crecimiento de los medios de pago y promueve el alargamiento de la estructura de los depósitos. El objetivo, sostiene, es incrementar el financiamiento a más largo plazo de proyectos de inversión productiva.
  • Dejá tu comentario