5 de noviembre 2008 - 00:00

La economía se presenta cuesta arriba para 2009

La crisis de Wall Streetmarcará los pasos delfuturo gobiernoestadounidense.
La crisis de Wall Street marcará los pasos del futuro gobierno estadounidense.
Nueva York (enviado especial) - Cada vez que Cristina de Kirchner indaga en sus reconocidos recursos retóricos hasta encontrar sus palabras más duras para desacreditar los informes y calificaciones que surgen desde Wall Street, en este despacho, con una vista impagable de la Estatua de la Libertad, un ejecutivo encargado de América latina para una casa financiera de primer orden sabe que, en parte, le están hablando a él.

Es hora de evaluar cómo hará el sucesor de George W. Bush para lidiar con la crisis económica, y cómo incidirá el nuevo escenario en la relación con América latina y, en particular, con la Argentina. «El año próximo va a ser muy difícil para el nuevo gobierno de Estados Unidos, prevemos una caída del Producto superior a 1,6%. Va a existir un mayor gasto, pero siempre dentro de las rigideces que imponen el sistema y el Congreso», indica el economista.

  • Escenario

  • En su visión, un escenario tan complicado en el frente interno anuncia que «no habrá grandes cambios en la relación con la región». «La variación podrá ser 'país a país', como el caso de Colombia, o en menor medida, Panamá, pero en el enfoque general no habrá cambios, aunque sí un discurso probablemente menos confrontativo».

    Los rascacielos de Wall Street permiten escalar en las alturas un par de decenas de pisos más, hasta las oficinas de un banco muy afectado por la crisis. Otro encargado de elaborar los informes sobre la Argentina coincide en describir un paisaje en el que América latina no ocupará un rol central en el radar de la economía estadounidense. Este economista, que va rumbo a la década en esta plaza, reclama que las propuestas de campaña fueron algo vagas. Anticipa que el déficit fiscal, que previsiblemente aumentará en el próximo año, requeriráa mediano plazo de superávit «para no desestabilizar la dinámica de la economía», al tiempo que alerta sobre las promesas de rebajas impositivas anunciadas para la clase media estadounidense.

  • Críticas

    De regreso a la tierra, Daniel Kerner, de la consultora Eurasia Group, en un despacho de la Quinta Avenida repasa un rosario de críticas al gobierno de Bush. «Los recortesimpositivos han sido negativos para la situación fiscal y la deuda, y mucho de lo que ocurrió se veía venir y no se hizo nada por ideología», denuncia. Este argentino realiza informes sobre riesgo político para los clientes de su firma, entre ellos casi todos los grandes nombres de Wall Street y muchos «hedge funds». Hace un tiempo, su empresa perdió una cuenta: Lehman Brothers.

    Daniel Hender, también de Eurasia, anticipa la necesidad de un «programa fiscal costoso para solucionar el tema de las hipotecas, porque, de lo contrario, no se va a detener la crisis. Caen los precios de las viviendas, la gente no puede pagar los préstamos, los bancos están peor, aumentan los alquileres y finalmente todo tiene un impacto sobre los fondos de las jubilaciones». «Todas las promesas sobre salud, seguridad social y educación van a quedar congeladas», anticipa, escéptico, el politólogo.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar