Lógico: se inicia ya batalla legal al reestatizar Aguas

Economía

El ministro de Planificación, Julio De Vido, adelantó ayer que el Estado va a iniciar acciones legales contra Aguas Argentinas «por incumplimiento del servicio». «El Estado nacional va a contrademandar sobre la demanda que ellos (en referencia a la empresa) hicieron.»

La demanda del Estado se presentaría en la Justicia local, y podría sumarse a la presentada la semana pasada por el defensor del pueblo, Eduardo Mondino, con el objetivo de sumar elementos para cuando el tema sea tratado por el CIADI, tribunal arbitral del Banco Mundial.

De Vido hizo el anuncio en el marco de un acto que se realizó en la localidad de José C. Paz, con la presencia de la primera mandataria de Chile, Michelle Bachelet, y luego de que el presidente Néstor Kirchner formulara nuevas críticas contra Aguas Argentinas.

De Vido justificó la decisión de recurrir a los tribunales «en base a la rescisión del contrato con cargo a la empresa por incumplimiento en la calidad del servicio y especialmente por el nivel de nitratos» registrado en algunas zonas del Gran Buenos Aires.

El presidente de la nueva empresa estatal, Agua y Saneamiento Argentino (AySA), Carlos Ben, aseguró que lo prioritario es
«recuperar rápidamente la calidad del agua» y mejorar el servicio con la misma tarifa.

«Debemos recuperar rápidamente la calidad del agua, bajar los nitratos, que han provocado legítimos reclamos de muchos usuarios y volver a recuperar el empuje de la empresa, poniendo todo el esfuerzo en el servicio para mejorarlo y con la misma tarifa», dijo Ben en declaraciones radiales.

La existencia de nitratos en el agua por encima de los valores considerados normales en el contrato (45 miligramos por litro) se registró en algunas localidades de la zona sur del Gran Buenos Aires, porque ante el crecimiento de la demanda en días de alta temperatura, Aguas Argentinas había puesto en servicio pozos que contenían ese elemento.

En enero, la empresa informó que el agua en esas localidadesno debía ser consumida por lactantes y embarazadas, con lo cual disparó investigaciones que concluyeron con la rescisión. No obstante, el mismo hecho ya se había registrado en años anteriores e incluso había sido penalizado por el organismo regulador.

Ben aclaró que la nueva empresa pública «no va a estar administrada por el sindicato. Va a trabajar con una estructura profesional y técnica de trayectoria reconocida». Sostuvo que, de ahora en más, «lo fundamental es que en un mes estará elaborado un plan quinquenal que contempla una serie de obras de agua corriente y desagües cloacales».

«Tenemos que lograr una empresa eficiente. Yo soy una persona que apoyó siempre el tener un servicio correcto. Y ahora el gobierno nos ha destinado una inversión importante para resolver el problema de la contaminación de las napas freáticas a lo largo de este año»,
enfatizó.

Dejá tu comentario