Los 10 terrenos más caros que quedan en la Capital

Economía

El continuo crecimiento de la construcción en la Ciudad de Buenos Aires pone al límite la disponibilidad de terrenos. Como demuestra la regla básica de la economía, a menor oferta le corresponde un mayor precio. Según un relevamiento reciente, en más de 90 lotes de la Capital se registra un valor que supera el millón de dólares, y en algunos casos llega hasta los 30 millones de dólares, lo que duplica los precios de 2001.

El estudio muestra que los dos terrenos más caros (uno de 30 millones de dólares y otro de 15 millones y medio) están ubicados en los barrios de Palermo y Puerto Madero. El terreno más grande cuenta con una superficie de 1.688 m² y una superficie edificable de 12.154 m² con un valor de incidencia bruta de 2.468,40 dólares, según los datos obtenidos del informe.

En ese sentido, José Rozados, de la consultora Reporte Inmobiliario, que llevó adelante el relevamiento, indicó que «los barrios desarrollables con posibilidades de seguir en esta línea de valorización son Palermo, Barrio Norte, Recoleta, Belgrano y Caballito».

Sin embargo, a pesar de que hay mucho movimiento en la construcción, el Decreto 1929/ 06 de suspensión de otorgamiento de permisos para edificación en los barrios de Villa Urquiza, Coghlan, Núñez, Palermo, Villa Pueyrredón y Caballito puso un cierto freno a la compraventa de terrenos en esas zonas.

Aunque la veda de permisos termine en febrero próximo, hay incertidumbre en el sector en lo referido al futuro del mercado. «Este decreto extendió la incertidumbre a otros barrios.

Por ejemplo, cuando alguien compra un terreno, inicia los trámites y tiene todo listo para comenzar la construcción, hay una demora de aproximadamente 6 meses, y en ese lapso no se sabe qué es lo que va a pasar. Pueden cambiar los requisitos u otro decreto puede frenar, nuevamente, la otorgación de permisos. Es por eso que esa reglamentación afectó a muchos otros barrios», además de los comprendidos en la normativa, explicó Rozados.

  • Más cotizados

    Como en Capital Federal son pocos los lotes vacantes que quedan disponibles, muchos de los dueños saben que «están sentados en unas de las últimas tierras disponibles y como en determinadas zonas es un bien cada vez más escaso, el propietario pretende sacarle el mejor precio que pueda», indicó el inmobiliario.

    Las tierras más cotizadas están ubicadas en los barrios de Puerto Madero, Recoleta, Palermo, Las Cañitas, Barrio Norte y Centro. En estas zonas los precios van desde 7.300.000 dólares hasta 30 millones de dólares.

    En paralelo a eso, la pregunta que se hacen muchos compradores y empresarios inmobiliarios es si existe un techo para esta corrida al alza de los precios. Aunque las opiniones están divididas, Gustavo Eisenberg, de la inmobiliaria Interwin, considera que «no hay techo, y al haber cada vez menos terrenos en las mejores zonas, muchas veces los dueños de casas viejas que son potenciales edificios especulan con eso y piden precios exorbitantes que algunos pagan, por lo que se crea una espiral que no termina».

    No obstante, aunque algunas tierras parezcan tener precios estrafalarios, Eisenberg señaló que «si bien parecen una locura, cuando los inversores hacen los cálculos para evaluar la rentabilidad, se adecuan al barrio en el que está la tierra y ponen un precio que saben que se va a pagar en esa zona».

    Una vez que se termine el espacio para construir, tanto Rozados como Eisenberg coincidieron al adelantar que Almagro, Villa Crespo, Villa Urquiza y Núñez son los barrios que tomarían gradualmente la posta y continuarían con un importante crecimiento.

    Esa es la realidad que se vive en la zona norte y centro de la Ciudad de Buenos Aires, pero en el sur hay gran cantidad de tierras disponibles para construir, sin embargo, los inversores no ven conveniente comenzar a desarrollar ahí porque los precios son sensiblemente menores.

    Para que se valorice (señalaron fuentes del mercado inmobiliario) habría que mejorar la infraestructura y tomar medidas en lo referente a los casos de ocupación ilegal, entre otros muchos puntos.
  • Dejá tu comentario