Los mercados volvieron a caer y crece el pesimismo

Economía

Las acciones de Estados Unidos cayeron el viernes y dejaron al Dow Jones al borde del terreno "pesimista", golpeado por preocupaciones ante un récord del precio del petróleo y la aparentemente interminable crisis crediticia, que impacta cada vez más a la economía.

La baja del viernes siguió a la profunda caída del jueves, cuando el Dow perdió casi 360 puntos, y cerró la peor semana del índice desde el 10 de febrero.

Pese a que el promedio de las acciones líderes Dow pasó por breves momentos al territorio pesimista -aquel en el que la bolsa cae un 20 por ciento- repuntó algo para cerrar por encima de ese nivel.

Después de que el precio del petróleo superó por primera vez los 142 dólares por barril, las acciones de las empresas que venden productos de consumo retrocedieron. Los títulos de Procter & Gamble perdieron casi un 3 por ciento.

Los papeles financieros fueron el peor lastre del índice S&P 500. Las acciones del banco de inversión Merrill Lynch se hundieron un 1,1 por ciento, a 32,70 dólares, después de que Lehman Brothers estimó que Merrill amortizará otros 5.400 millones de dólares en el segundo trimestre.

Además, Moody's Investors Service anunció que podría rebajar la calificación de deuda de Morgan Stanley , cuyos títulos perdieron un 0,3 por ciento, a 36,71 dólares.

"Ya estamos en un mercado pesimista. Vemos compañías sanas en sus fundamentos siendo castigadas por el desempeño general de los índices", comentó Peter Kenny, director gerente de Knight Equity Markets. "Incluso los buenos barcos quedan varados en la playa, cuando se va la marea", agregó.

El promedio industrial Dow Jones <.DJI> cayó 106,91 puntos, o un 0,93 por ciento, para cerrar en 11.346,51. Durante la sesión, el Dow cayó a menos de 11.331,62 unidades, o más de un 20 por ciento por debajo de su cierre del 9 de octubre.

El índice Standard & Poor's 500 <.SPX> perdió 4,77 puntos, o un 0,37 por ciento, a 1.278,38, mientras que el compuesto Nasdaq <.IXIC> cedió 5,74 puntos, o un 0,25 por ciento, a 2.315,63.

En la semana, el Dow bajó un 4,2 por ciento, el S&P 500 retrocedió un 3 por ciento -en su peor semana desde el 6 de junio- y el Nasdaq descendió un 3,8 por ciento, su mayor caída semanal desde el 10 de febrero.

Las acciones del laboratorio Merck subieron un 2,2 por ciento, a 36,98 dólares, luego de que un estudio exhibió que su tratamiento para la migraña da resultados similares que el Zomig de AstraZeneca PLC , pero fue mejor tolerado.

El precio del crudo estadounidense trepó a un récord por segundo día consecutivo, al tocar los 142,99 dólares por barril, por la debilidad del dólar y un retroceso de los principales mercados bursátiles del mundo que hizo que el petróleo y otras materias primas fueran atractivas alternativas de inversión.

Las acciones de la petrolera Exxon Mobil subieron un 0,2 por ciento, a 86,55 dólares. Pero las empresas cuya suerte va muy ligada al costo de los combustibles también perdieron. Los papeles del fabricante de aviones Boeing bajaron un 1,9 por ciento, a 66,92 dólares, y los de United Technologies se hundieron un 2,6 por ciento, a 61,15 dólares.

Las acciones de JPMorgan Chase perdieron un 3,5 por ciento, a 35,05 dólares, y se ubicaron entre los peores lastres del S&P 500, mientras que las de Citigroup cedieron un 2,4 por ciento, a 17,25 dólares.

Los papeles del fabricante del dispositivo móvil BlackBerry, Research In Motion Ltd , descendieron un 2 por ciento, a 120,98 dólares, lo que se agregó a la profunda caída del jueves provocada por un decepcionante pronóstico de ganancias dado a conocer por la firma el miércoles.

Las acciones de las constructoras de casas también sufrieron, luego de que la quinta empresa del sector, KB Home , reportara una pérdida trimestral peor a la esperada. La acción de la empresa cayó un 2,3 por ciento, a 17,72 dólares.

Dejá tu comentario