Más fuego a la caldera

Economía

Martín Lousteau está de moda. Al menos, Cristina de Kirchner ayer lo mostró como cuatro veces a su lado. Si no está fuerte, ella lo sostiene. Seguramente, para responderle a Elisa Carrió (dijo que el ministro "no tiene autoridad económica") y, también, para desmentir rumores de alejamiento o crisis con Guillermo Moreno. A éste, Hugo Moyano ayer lo elogió -más a los métodos- y de Lousteau dijo que era "un buen muchacho al que quería mucho". Todos los días, más fuego a la caldera.

Cristina de Kirchner no pudo viajar a Entre Ríos para abrir el ciclo lectivo por el mal tiempo. Y aprovechó el espacio que le quedó libre en la agenda para descomprimir la tensión surgida del enfrentamiento entre su ministro de Economía, Martín Lousteau, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

No alcanzó con una ni con dos. El ministro cruzó Hipólito Yrigoyen cuatro veces para mantener reuniones en Casa Rosada, en las que participó la Presidente. Después del mediodía, incluso, compartió una reunión con Moreno y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, para darle forma al nuevo índice de inflación. En el gobierno insisten con la necesidad de divulgar el nuevo esquema de medición y procurar así terminar con la polémica desatada por el denominado «índice Moreno».

El temario analizado incluyó sucesivamente, y en ese orden, la negociación con productores y frigoríficos para que baje el precio de la carne, el esquema de ayuda financiera a las provincias, el nuevo índice de precios y, finalmente, la recaudación de febrero.

Lousteau y Moreno abandonaronjuntos la Casa de Gobierno luego del encuentro con Cristina y no dudaron en subirse juntos a un auto oficial que los trasladó unas pocas cuadras. Así, procuraron acallar los rumores que incluyeron la posibilidad de renuncia por parte de Lousteau ante la imposibilidad de participar en la confección del nuevo índice de inflación.

Como forma de respaldo, Cristina le ofreció la semana pasada a Lousteau que forme parte de la comitiva que la acompañará a Londres el 4 y el 5 de abril. Coincide con la reunión anual del BID, por lo que el ministro tendrá una semana más que movida. El 6 ya comprometió su presencia para hablar ante el resto de los ministros de Economía de la región, pero en Miami.

Mañana será el turno de uno de los anuncios a los que mayor relevancia les dará el gobierno en materia económica: la nueva línea de créditos para pymes del Banco Nación. Se postergó un día (iba a lanzarse hoy) porque el objetivo es organizar un «megaacto», que tendrá lugar en el Salón Auditorio del Nación, «el más grande de la Plaza de Mayo», como señalaban ayer en el gobierno. Ya comenzaron a cursarse las invitaciones a gobernadores, empresarios y banqueros del sector privado.

Dejá tu comentario