Industriales del Mercosur reafirmaron rechazo a posible modificación del Arancel Externo Común

Economía

El Consejo Industrial del Mercosur expresó su preocupación por la posible modificación del Arancel Externo Común y el inicio de negociaciones con terceros llevadas a cabo en forma unilateral por países miembros. Ocurre luego de que Uruguay anunciase que buscará acuerdos comerciales por fuera del bloque, algo que hasta ahora requería consenso de los miembros.

El Consejo Industrial del Mercosur expresó nuevamente su preocupación y rechazo ante una posible modificación del Arancel Externo Común y el inicio de negociaciones con terceros llevadas a cabo en forma unilateral por países miembros. Ocurre en la víspera de una nueva cumbre del bloque y luego de que Uruguay anunciase que buscará acuerdos comerciales por fuera, algo que hasta ahora requería consenso de los miembros.

El CIM emitió un comunicado en el cual hacen especial énfasis en el cual reafirmaron su "preocupación ante la posibilidad de que se adopten decisiones que pueden tener un gran impacto en el entramado productivo, máxime en este momento tan particular de la vida de las economías y las sociedades de nuestros países, atravesadas por una crisis sanitaria y en un contexto internacional de gran incertidumbre respecto al futuro".

En ese sentido, manifestaro que "es esencial que se implementen acciones conjuntas entre los gobiernos de sus Estados Parte y los representantes de los sectores productivos, con el fin de promover y hacer realidad el desarrollo económico y social de nuestra región", al tiempo que reforzaron la crítica realizada en marzo pasado, cuando pidieron “no adoptar ninguna decisión que implique modificar o revisar el Arancel Externo Común y/o el Régimen de Origen del Mercosur sin conocer ni dar oportunidad al sector empresarial y privado en general para expresar su opinión”.

Estas dimensiones, remarcaron, son “decisivas para el futuro del bloque” por lo cual “su resolución debe tener a la articulación con el sector productivo como un eje estratégico”.

La misiva fue firmada por los titulares de la Unión Industrial Argentina (UIA), Confederación Nacional de Industria (CNI), Unión Industrial Paraguaya (UIP) y de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), y allí se expresa la preocupación por decisiones que pudieran impactar negativamente en el entramado productivo regional.

“Sólo a través de la unión de políticas que conduzcan al crecimiento económico, aumenten la competitividad y amplíen la integración intra y extra-bloque, el Mercosur volverá a recibir inversiones y será visto internacionalmente como un grupo de países que pueden producir bienes y servicios de calidad, conformando una oferta competitiva hacia el resto del mundo, capaz de participar en cadenas de valor globales, y ubicarse en nichos de mercado de alto valor agregado”, manifestaron.

Al mismo tiempo remarcaron que es “fundamental” que el bloque “intensifique esfuerzos para lograr resultados concretos” en lo que respecta a la negociación de acuerdos comerciales con otros países o bloques. Esto, resaltaron, fue definido como “prioritario” pero a la fecha aún no se concretaron.

El comunicado sale a la luz en la víspera de la reunión cumbre de presidentes de los países que integran el bloque comercial sudamericano, en la cual se traspasará la presidencia pro tempore desde Argentina a Brasil.

Cabe recordar que, durante el 10 de junio se llevó a cabo la última reunión plenaria del Consejo Empresario Brasileño-Argentino CEMBRAR realizada por la UIA junto a la CNI, las entidades de ambos países remarcaron como "inoportuna" la reducción unilateral del AEC. El argumento de las cúpulas industriales radica en que sería difícil medir su impacto en una coyuntura global tan compleja e incierta.

Dejá tu comentario