13 de agosto 2001 - 00:00

Negociaciones FMI: se suma el staff técnico

Washington (especial) - El regreso de sus vacaciones a esta ciudad del director gerente del Fondo Monetario Internacional, Horst Köhler y de los técnicos de la entidad previsto para hoy, será clave para terminar de cerrar el acuerdo que el gobierno encaró con el organismo internacional.

El titular del Fondo estuvo ausente toda la semana pasada y con su vuelta y la de los técnicos se espera que termine de darle el visto bueno al paquete extra que recibirá la Argentina.

Mientras tanto, sigue el suspenso. Ayer, el viceministro de Economía, Daniel Marx, confirmó a última hora que las negociaciones avanzaron a «un paso acelerado», pero no dio pistas respecto de cuándo se efectuará el anuncio formal.

Algunos especulaban con una posible declaración de apoyo del FMI durante el fin de semana, antes de la apertura de los mercados, pero ésta no se produjo.

Minutos después de las ocho de la noche, y tras diez horas de reuniones continuas en la sede central del FMI en esta ciudad, Marx aseguró que el programa estará listo «en unos cuantos días».
Y confirmó que a partir de hoy el equipo económico tomará contacto «a nivel gerencia» del organismo internacional, ya que muchos funcionarios estarán regresando de sus vacaciones.

Además de los detalles del monto y las características de la ayuda, Marx aprovechó para avanzar en las proyecciones económicas de la Argentina para el 2002.

Si bien estaba previsto que el viceministro regresara ayer por la noche a la Argentina, decidió prolongar su estadía al menos un día más.

Después de tres días de maratónicas reuniones, el equipo económico argentino que viajó hasta aquí está mucho más cerca de un acuerdo final con el Fondo Monetario Internacional.
Ayer las conversaciones comenzaron a las 8.30 y se estima que recién en un par de días podría quedar definitivamente establecido el monto de la ayuda que recibirá la Argentina.

• Comitiva

Las reuniones fueron encabezadas desde el lado argentino por Marx, viceministro de Economía, aunque también tuvieron un rol clave Mario Blejer, vicepresidente del BCRA y ex hombre del FMI y Horacio Liendo, asesor personal del ministro de Economía, Domingo Cavallo. También están Jorge Baldrich, secretario de Hacienda, Federico Sturzenegger, secretario de Programación Económica, y Guillermo Mondino, jefe de asesores.

Se estima que el grueso del dinero llegará a través de la nueva línea de Facilidades Suplementaria de Reserva (SRF, según la denominación en inglés). En el blindaje acordado en noviembre del año pasado, el país recibió unos u$s 2.700 millones a través de esta línea de crédito de mediano plazo (un año y medio como máximo, con posibilidad de renovarla por uno más).

De acuerdo a lo que habían reconocido miembros del equipo económico durante la semana pasada, el préstamo en cuestión estaría entre los u$s 6.000 y los 9.000 millones, como adelantó
Ambito Financiero.

Además, en Buenos Aires ya están prácticamente cerradas las tratativas para que un grupo de bancos internacionales preste u$s 2.500 millones.
El dinero corresponde a la denominada línea contingente acordada en 1997, la cual podía ser utilizada en caso de caída de depósitos. De la cifra total, u$s 1.500 millones serán desembolsados por bancos privados y los u$s 1.000 millones restantes por el BID y el BM, que también se sumaron al acuerdo.

• Objetivos

El dinero de los bancos internacionales sería requerido no sólo para fortalecer al sistema financiero. También se busca señalar al mundo que el sector privado comparte los costos del salvataje junto a los organismos internacionales.

De entrada, quedó claro que los fondos nuevos serán destinados a reforzar las reservas argentinas. Se trata de una decisión que apunta a fortalecer al sistema financiero después de la caída de depósitos de los últimos meses. Además, quedará claro que el dinero no podrá ser utilizado para cubrir el déficit fiscal ni para hacer frente a los intereses de la deuda.

Alfredo Castañón, secretario Legal y Administrativo del Ministerio de Economía, aseguró ayer que las negociaciones «van bien», señalando que el acuerdo final para el dinero extra es «cuestión de días». Asimismo, ya quedó definido que el desembolso de u$s 1.260 millones previsto para fines de setiembre llegará durante agosto.

Entre los encuentros más importantes del fin de semana sobresalió la reunión con el subsecretario del Tesoro estadounidense, John Taylor, y con el segundo del FMI, Stanley Fischer.

Tanto el sábado como ayer las reuniones fueron directamente con miembros del directorio del FMI, además de varios funcionarios del línea del organismo internacional que siguen el caso argentino.

El equipo económico desarrolló tres temas centrales durante las reuniones: implementación del déficit cero, coordinación con las provincias sobre la reducción del gasto público y la viabilidad política del duro ajuste.

Dejá tu comentario

Te puede interesar