Obama se comprometió a solucionar déficit fiscal, pero insistió en aumento de impuesto a los ricos

Economía

El presidente Barack Obama invitó a los líderes del Congreso a la Casa Blanca para comenzar a negociar un acuerdo que impida que una fuerte alza en los impuestos y recortes de gasto entren en efecto a final de año.

Obama dijo que está "abierto al compromiso. Estoy abierto a nuevas ideas", señaló el presidente en su primera aparición en la Casa Blanca desde que venció al candidato republicano Mitt Romney en la elección del martes.

"Estoy comprometido a resolver nuestro desafío fiscal, pero me niego a aceptar una propuesta que no sea equilibrada", agregó.

El mandatario volvió a insistir en mayores impuestos para los estadounidenses más ricos. Si el Congreso y el Gobierno no actúan, el abrupto endurecimiento fiscal podría llevar a la débil economía estadounidense a la recesión, dicen analistas.

Obama, señaló que los ricos deberán pagar más impuestos si se pretende reducir el gigantesco déficit fiscal del país, en la primera escaramuza de una guerra presupuestaria que se avecina difícil con los republicanos del Congreso.

"No hay atajos hacia la prosperidad. Si realmente queremos reducir el déficit (público federal), debemos combinar recortes de gastos con ingresos, y eso significa pedirle a los estadounidenses más ricos que paguen un poco más impuestos", indicó desde la Casa Blanca en su primera alocución tras ser reelecto el martes.

Dejá tu comentario