Orbith exporta servicio de internet satelital a Chile, Brasil y Colombia

Economía

Esta empresa nacional fue la primera en explotar este mercado. Apunta a proveer conectividad en zonas rurales, para familias y empresas. Tiene en marcha un plan de expansión local y regional.

La empresa Orbith es la primera compañía del país que ofrece internet satelital de alta velocidad en banda Ka. La firma -controlada por una sociedad entre el grupo Boldt y E-Gate- dio el primer paso para convertirse en una multinacional de origen argentino: concretó su llegada a Chile y tiene previsto desembarcar en Brasil y Colombia en el segundo semestre de este año.

Fue creada a fines de 2017 con una inversión inicial de u$s30 millones y ahora cuenta con casi 8.000 suscriptores del servicio. En la Argentina está sumando a razón de 400 suscriptores por mes, según precisó Rodrigo Lobera, Gerente Comercial de Orbith, en diálogo con Ámbito. El área de cobertura incluye la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe, sur de Entre Ríos y Neuquén. En breve también llegará a zonas rurales de Mendoza y San Juan.

Periodista: ¿A qué mercado apuntan con sus servicios?

Rodrigo Lobera: El servicio de internet satelital se complementa con los servicios tradicionales de fibra o cable. Pero la gran diferencia es que la tecnología satelital permite ofrecer conectividad en zonas donde otros no llegan. Sobre todo en áreas rurales, donde el servicio parte desde los 30 megas para los residenciales y se eleva para los usos más intensivos como empresas agrícolas, agropecuarias o establecimientos educativos o instituciones públicas. En los grandes centros urbanos el servicio podría competir por calidad con los tradicionales, pero enfrenta dos inconvenientes. Uno es la latencia que aunque sea de microsegundos puede afectar actividades intensivas como gaming o finanzas que requieren operar en tiempo real. Y los precios son más caros, ya que si bien no requieren de infraestructura física como tendido de cables o fibra óptica, y podemos activar el servicio en apenas dos horas, implica para el proveedor comprar la capacidad de transmisión del satélite.

P: ¿Cuál es el satélite?

R.L: Es el Amazonas III, de la española Hispasat, del cual compramos el 100% de su capacidad hasta fines de 2029. Llegado ese plazo en que el satélite pierde su vida útil es reemplazado por otro que se vuelve a contratar. Hasta hace muy poco éramos los únicos en el país, pero ahora apareció Telefónica con un servicio en Neuquén. Pero seguimos siendo líderes de este mercado con prácticamente el 99,5% del share.

P: ¿Cómo es la demanda?

R.L: Nuestros usuarios mayormente viven o trabajan en el campo. En Argentina hay una demanda enorme de internet de calidad, pero la capacidad satelital disponible no alcanza para cubrir todas las zonas del país. Y esto se hizo más evidente por la pandemia que incrementó el uso de internet y mucha gente se trasladó en forma definitiva de la ciudad al campo. Hay mucho uso corporativo, residencial y también profesional, por videollamadas y educación a distancia. El servicio satelital regular permite que en una casa estén conectadas cinco personas a la vez utilizando a full internet y que todo funcione perfectamente.

P: ¿Por qué eligieron Chile como primer paso para su expansión regional?

R.L: Chile es un mercado con necesidades de conectividad de calidad para zonas rurales, donde las alternativas con servicios comparables a la fibra o el cable escasean. Actualmente hay proveedores que brindan servicios a través de tecnología inalámbrica y algunos proveedores de telefonía celular que brindan banda ancha móvil (BAM) a través de tecnología 3G/4G. Las zonas rurales o alejadas de los centros urbanos, y dada la geografía de Chile, no cuentan con acceso a internet para cubrir las necesidades actuales de los hogares y más aún, teniendo en cuenta la coyuntura en pandemia.

P: ¿En qué zonas estarán?

R.L: Ofrecemos banda ancha satelital en zonas rurales de las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Santiago y Del Libertador Bernardo O’Higgins, a precios accesibles y velocidades que alcanzan los 200 Mbps.

P: ¿Cómo sigue el plan de expansión regional?

R.L: En el segundo semestre de este año queremos concretar nuestro desembarco en Brasil y Colombia.

Dejá tu comentario