Para Giorgi, la región "tiene un potencial de sustitución de importaciones por
u$s 600.000 millones”

Economía

La titular de la cartera industria, Débora Giorgi, afirmó que Argentina y Brasil tienen la responsabilidad de liderar la coordinación industrial en América del Sur, ya que ambas economías, en conjunto, representan el 71% del PBI y el 77% del PBI industrial del continente. 

"América Latina tiene un potencial máximo para sustituir importaciones por casi 600.000 millones de dólares, que es lo que importa al año de extrazona en manufacturas de origen industrial (MOI) -el 86% de las importaciones totales en ese segmento", detalló Giorgi, en su exposición realizada en la 18° Conferencia Industrial Argentina, que se lleva a cabo en el Hotel Sofitel de la localidad bonaerense de Cardales. 

Latinoamérica es la segunda región que más crece en el mundo y Giorgi afirmó que se deben coordinar políticas industriales para fortalecer al mercado regional, como base para la inserción internacional. 

"La exportación es clave para el crecimiento, y la nueva estructura económica mundial da dinamismo al comercio Sur-Sur" dijo la ministra, y señaló que "el comercio entre los países emergentes creció más que el flujo hacia los países industrializados, pero en Latinoamérica es solo del 13% mientras que en Asia alcanza el 46%". 

En ese sentido, la titular de la cartera industrial afirmó que "América latina tiene el potencial de acercar su rendimiento exportador al de los países asiáticos si fortalece su mercado regional y aumenta su integración". 

• Liderazgo de Argentina y Brasil 

Giorgi explicó que "también en el Mercosur hay que profundizar el flujo comercial al interior del bloque y Argentina y Brasil tienen la responsabilidad de liderar la coordinación industrial". 

Actualmente solo el 15% del flujo comercial del Mercosur tiene como destino u origen el propio bloque. La ministra consideró que "existe la oportunidad de sustituir importaciones extrazona, avanzar en la complementariedad productiva y usar la integración como plataforma hacia el mundo, priorizando la región como destino de comercio". 

La funcionaria planteó que ambos países aplican políticas de soberanía tecnológica e industrial y ya han desarrollado especializaciones y encadenamientos sólidos en sectores como acero, siderurgia, automotriz-autopartes, petroquímica y maquinaria agrícola. 

"Hay que seguir articulando y coordinando acciones para obtener objetivos compartidos, salvando los desequilibrios naturales que surgen de los diferentes tamaños relativos de ambas economías" advirtió la ministra. 

Giorgi indicó que "se debe profundizar la integración productiva fortaleciendo las cadenas de valor regionales, definir políticas conjuntas frente a la globalización de las multinacionales y promover de manera integrada el mercado regional, desarrollando proveedores locales para las industrias más importantes". 

• Consolidar la "soberanía productiva"

Giorgi explicó que el Gobierno Nacional trabaja en "una nueva soberanía productiva, que implica no solo la gestión nacional de los recursos naturales sino también la generación de tecnología para su procesamiento". 

La ministra señaló que "no alcanza solo con tener la gestión de los recursos naturales, hay que detentar el desarrollo de la tecnología que permite explotarlos: producir los bienes de capital y de alta tecnología para desarrollar los equipos y procesos que agregan valor a la materia prima". 

Giorgi explicó: "Generamos mayor riqueza agregando valor a las materias primas tradicionales, la base de esta nueva soberanía es una industria sólida y competitiva, y por eso estamos construyendo una industria de creciente sofisticación, con fuerte inversión pública en educación, en tecnología e investigación y desarrollo". 

La ministra detalló, por ejemplo, que el trigo que se exporta a 250 dólares la tonelada hoy también se vende procesado en fideos a 750 dólares la tonelada; el cuero que se comercializa en el exterior a 3,5 dólares el kilo se transforma en calzado que se exporta a 55 dólares el kilo (Argentina se encuentra entre los 12 principales productores mundiales de calzado) y que el mix maíz-soja de 660 dólares la tonelada es el principal insumo de la industria avícola, que exporta pollo cocido y trazado a 4.440 dólares la tonelada (el país es el 6° exportador mundial de derivados del pollo).

Dejá tu comentario