Estiman que con roll over del 110%, BCRA deberá emitir $1,3 billones

Economía

El veredicto de los agentes económicos es que el dólar hoy no es el problema, sino los pesos circulantes y, relacionado con eso, la estrategia de financiamiento del déficit fiscal.

Cuando los inversores del mercado se convencen de que el problema que origina ruidos y tensiones es uno en particular, las expectativas en el presente giran alrededor de cómo evolucionan las variables que consideran fuera de los parámetros ideales. Eso es lo que está pasando hoy en el frente cambiario: el veredicto de los agentes económicos es que el dólar hoy no es el problema, sino los pesos circulantes y, relacionado con eso, la estrategia de financiamiento del déficit fiscal. Para anclar las expectativas, el ministro Martín Guzmán dijo en la presentación del Presupuesto 2021 que esperan un rojo de 1,7 billones de pesos el año entrante y que buscarán financiar el 40% a través de emisiones de deuda pública. Una estimación de la consultora Ecolatina encontró que, en el escenario más probable, la administración nacional podría alcanzar un porcentaje de roll over del 110% y las colocaciones netas alcanzarían los $254.000 millones el año próximo, con lo que el giro del BCRA al Tesoro equivaldría a 1,3 billones de pesos.

“Si el roll over fuera de 110% de los servicios en pesos del Tesoro, las colocaciones netas alcanzarían ARS 254.000 M (0,7% del PBI), por lo que el BCRA tendría que girar el año que viene ARS 1.333.000 M (3,8% del PBI) al Tesoro, equivalentes al 45% de la base monetaria del cierre de 2020”, analizó la consultora en un informe al que tuvo acceso Ámbito.

Si eso sucede, dice Ecolatina, y “suponiendo que el Central no deja que la base monetaria crezca más que la inflación, debería esterilizar cerca de $460.000 M, es decir, 1,2% del PBI o 35% de la asistencia”. “En respuesta, el stock de Leliq y pases superaría 10% del PBI, casi duplicando al cierre de 2019 (5,5%)”, analizaron los especialistas. Esta enorme masa de instrumentos de esterilización, “si bien alcanzaría el pico de 2018”, generaría un nivel de tensión “sensiblemente menor” al de hace dos años porque, a “diferencia de las Lebac, las Leliq están en manos de bancos que casi no tienen alternativas más que quedarse en dichas Letras”.

Además de este cálculo, Ecolatina proyectó otros dos escenarios extremos: uno donde el porcentaje de refinanciación alcanza un 100% y otro en el que Economía consigue el 120% de roll over.

En la proyección más pesimista, que implica que el Tesoro no consigue fondos netos, “el Banco Central tendría que cubrir todo el déficit primario (casi ARS 1.600.000 M, 4,5% del PBI)”. “Sin una política activa de esterilización, esto supondría una expansión del 53% de la base monetaria en 2021”, asegura la consultora.

“Manteniendo vigente la idea de que la autoridad monetaria no permite que la base monetaria supere a la inflación, tendría -ceteris paribus- que esterilizar cerca de ARS 460.000 M (1,9% del PBI o 45% de la asistencia). En respuesta, el stock de Leliq y pases superaría 11% del PBI, un nivel que a priori parece inestable”, analizaron.

Si, por el contrario, la administración nacional consigue fondos frescos en el mercado por encima de los vencimientos (algo que viene logrando sostenidamente en las últimas licitaciones realizadas por la Secretaría de Finanzas), “las colocaciones netas del Tesoro alcanzarían cerca de 1,4% del PBI (ARS 508.000 M, según nuestras estimaciones), relajando la asistencia del Banco Central, ya que restaría cubrir un bache fiscal (déficit primario menos colocaciones netas) de 3% del PBI”. En este caso, con un 120% de roll over, “el BCRA tendría que girar el año que viene al Tesoro (vía adelantos transitorios y utilidades) casi ARS 1.080.000 M, que representan alrededor del 40% de la base monetaria que estimamos para el cierre de 2020.

“Si asumimos que en un año electoral el Banco Central no “quiere” que la base monetaria trepe más que la inflación, tendría -ceteris paribus- que esterilizar vía Leliq y pases “sólo” ARS 210.000 M (casi 20% de la asistencia) dejando el stock de los instrumentos de esterilización en niveles estables (debajo del 10% del PBI)”, consideraron.

Dejá tu comentario