21 de agosto 2001 - 00:00

Pese a conflicto en la DGI no prorrogan pago de IVA

Pese a conflicto en la DGI no prorrogan pago de IVA
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) no tiene pensado prorrogar los vencimientos de agosto para la presentación de declaraciones juradas del Impuesto al Valor Agregado. Con esto, mañana comenzará oficialmente un período crucial para la concreción del déficit cero, cuando los principales contribuyentes del país comiencen a liquidar los vencimientos del IVA correspondientes a agosto y que se extenderá hasta el miércoles de la próxima semana.

Según el titular de la Dirección General Impositiva, Roberto Sericano, en diálogo con este diario, la AFIP no analizaría una prórroga para estas presentaciones por las protestas sindicales internas en la DGI. Para el funcionario, los empleados de nucleados en la Asociación de Empleados de la DGI (AEDGI), esta semana trabajarán 6.47 h., esto es 13 por ciento menos que las 8 horas reglamentarias; lo que implica un menor tiempo de atención pero la apertura diaria de todas las agencias. Con esto no habría problemas en que ingresen los datos de IVA. Además, la evolución de la recaudación de este impuesto depende esencialmente de lo que declaren los principales 2.300 grandes contribuyentes nacionales anotados en este tributo, los que hacen sus presentaciones vía Internet o en la sede de la AFIP en el ex edificio del Banco Hipotecario frente a la Plaza de Mayo, donde los empleados especialmente destinados a fiscalizar a este grupo trabajan a tiempo normal.

• Definición

De esta manera, la recaudación de agosto, comienza mañana su tiempo de definición. No es una situación más. De la evolución de los ingresos provenientes del IVA dependerá gran parte del nivel de recorte salarial en los salarios de los empleados públicos, jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares. Por como viene evolucionando la recaudación hasta el viernes pasado, con 13 días hábiles terminados la situación no sería del todo complicada; más allá de confirmarse que será casi inevitable que frente a agosto del año 2000 los ingresos tributarios recauden un piso de 4 por ciento menos.

Hasta el viernes la situación era la siguiente. Probablemente la mejor noticia del mes es que los cambios en el impuesto a los débitos y créditos bancarios estarían arrojando los resultados esperad os. En promedio, los ingresos diarios de este tributo, tal como lo anticipó este diario, llegan ya a los 19 millones de pesos, con lo cual al viernes habrían ingresado aproximadamente 259 millones de pesos por esta vía. Si continúa esta tendencia, la AFIP no tendría problemas en recibir aproximadamente 400 millones de pesos para todo el mes. No es una cifra menor, si se tiene en cuenta que en julio (un mes donde la recaudación cayó 8,7 por ciento) los ingresos por el impuesto al cheque fueron de 292 millones de pesos, con lo que este mes habría por lo menos 100 millones de pesos más que en julio. También a favor jugaría la eliminación de los descuentos en la presión de Ganancias para los trabajadores en relación de dependencia que perciban salarios de más de 1.500 pesos mensuales, además de la devolución al contado del monto liquidado en julio por el acumulado enerojunio. Esto posibilitaría ingresos extra por algo más de 45 millones de pesos.

• IVA

También ayudarían a la recaudación la eliminación de exenciones al IVA en la locación de inmuebles, venta de diarios, revistas y publicaciones periódicas, espectáculos públicos, transporte urbano de pasajeros y el incremento en las alícuotas de la TV por cable que pasa de una tributación de 13 por ciento a 21 por ciento. Por todas estas vías se esperan ingresos extra por 60 millones de pesos aproximadamente. En total, entre el impuesto al cheque y otros ingresos extra, este año habrá más de 500 millones de ingresos en agosto frente al año pasado.

Como contrapartida, hay toda una batería de situaciones que implican una necesaria pérdida en los ingresos tributarios. En agosto del año pasado, por la segunda cuota de la moratoria impositiva ingresaron al fisco aproximadamente 80 millones de pesos, cifra que este año cayó a menos de 20 millones de pesos por efecto de la recesión. Por otro lado, ya operan varias reducciones impositivas lanzadas por José Luis Machinea y Domingo Cavallo, entre las que se incluyen reducciones en el impuesto al endeudamiento empresario, el IVA a la importación de los bienes de capital, bajas en los impuestos internos al sector automotor y la eliminación del tributo a las altas rentas que en agosto del año pasado continuaba aportando ingresos. En total, por esta vía se perderán 90 millones de pesos. Por todas estas vías el fisco perderá aproximadamente 180 millones de pesos.

La comparación 500 millones de pesos de ingresos nuevos contra una pérdida de 180 millones de pesos es, sin embargo, sólo una introducción positiva, para lo que verdaderamente definirá la recaudación. Todo dependerá de lo que surja de la evolución del IVA que comenzará a recaudarse mañana. Una clave para agosto es ver si la tenden cia de un alza en la recaudación del impuesto al cheque termina redundando en una caída del IVA casi en los mismos porcentajes, cumpliendo la teoría del «bolsillo único tributario».

Si bien en la AFIP son hoy prudentes para dar previsiones, hay un dato determinante. En agosto del año 2000 ingresaron por el IVA 1.640 millones de pesos por este impuesto. Aseguran en el organismo recaudador, y con los datos de la evolución de los ingresos por este tributo en el año sobre la mesa, que como piso serían esperables entre 1.300 y 1.350 millones de pesos por esta vía; lo que implicaría una caída de aproximadamente 18
por ciento. Una cifra alta, pero menor a la baja interanual de 22,4 por ciento de julio pasado.

Hasta ahora dos datos que siempre utiliza la AFIP para poder efectuar proyecciones sobre el IVA no son muy optimistas. En julio, el mes de liquidación del IVA de agosto, las ventas de automóviles cayeron 2%, y las de shopping y supermercados bajaron en promedio 6 por ciento.

Dejá tu comentario

Te puede interesar