Bajo sanciones, Venezuela e Irán alcanzan acuerdo de canje petrolero

Economía

El acuerdo se hizo entre Petróleos de Venezuela y Compañía Nacional de Petróleo de Irán. Estados Unidos intervendrá en caso de haber irregularidades conoómicas.

Venezuela acordó un contrato clave para intercambiar petróleo por condensado iraní que puede utilizar para mejorar la calidad de su crudo, con los primeros cargamentos planeados para entrega esta semana, dijeron cinco fuentes cercanas al acuerdo.

El pacto entre las estatales Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC) profundiza la cooperación entre las naciones enfrentadas a Washington, en momentos en que el país sudamericano busca reavivar sus exportaciones pese a las sanciones impuestas por Estados Unidos, dijeron las fuentes.

Una de las personas dijo que, en principio, está previsto que el acuerdo de canje dure seis meses, con posibilidad de extenderse.

El convenio podría contravenir las sanciones estadounidenses a ambas naciones, según un correo electrónico enviado por el Departamento del Tesoro de ese país a Reuters, que hizo referencia a las órdenes según las cuales el gobierno estableció las medidas punitivas.

Los programas de sanciones de Washington no solo impiden a entidades de ese país hacer negocios en las industrias petroleras de Irán y Venezuela, sino que además advierten a personas y empresas no estadounidenses que hagan transacciones con sus petroleras estatales sobre la posibilidad de "sanciones secundarias".

Las sanciones secundarias pueden acarrear una serie de penalidades, incluyendo el bloqueo de los implicados al sistema financiero estadounidense, multas o el congelamiento de activos en Estados Unidos.

Cualquier "transacción con NIOC por parte de una persona no estadounidense generalmente está sujeta a sanciones secundarias", dijo el Departamento del Tesoro en respuesta a una pregunta sobre la negociación.

También indicó que "se reserva la autoridad para imponer sanciones sobre cualquier persona que determine está operando en el sector petrolero de la economía venezolana", pero no contestó específicamente a la pregunta sobre si el nuevo acuerdo de canje contraviene las sanciones.

Las sanciones suelen tener una aplicación discrecional. La administración del expresidente Donald Trump incautó cargamentos de combustible iraní que iban a Venezuela alegando la contravención de sanciones, pero su sucesor Joe Biden no ha hecho acciones similares.

En Washington, una fuente cercana al asunto dijo que el canje ha estado en el radar de funcionarios estadounidenses como una posible violación de sanciones, por lo que lo han estado siguiendo para ver hasta dónde llegará en términos prácticos.

A los funcionarios les preocupa, según la fuente, que el suministro de diluyentes iraníes le provea auxilio financiero al presidente Nicolás Maduro mientras negocia con la oposición la posibilidad de elecciones.

En una reunión en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas el miércoles en Nueva York, los cancilleres de Venezuela e Irán se comprometieron públicamente a fortalecer el comercio bilateral, pese a los intentos de Estados Unidos por bloquearlo.

El endurecimiento de las sanciones por parte de Trump contribuyó en 2020 a una caída del 38% en las exportaciones de petróleo de Venezuela, la columna vertebral de su economía, a su nivel más bajo en 77 años, reduciendo también sus fuentes de combustible importado, lo que agravó la escasez de gasolina.

Un portavoz del Tesoro de Estados Unidos dijo que el departamento está "preocupado" por los reportes de pactos petroleros entre Venezuela e Irán, pero añadió que no había verificado los detalles.

"Continuaremos haciendo cumplir nuestras sanciones relacionadas tanto con Irán como con Venezuela", dijo el portavoz. Asimismo, agregó que Estados Unidos "ha demostrado su voluntad" de vetar a entidades que apoyen los intentos iraníes por evadirlas, así como a aquellos que "den lugar a su comportamiento desestabilizador en el mundo".

El contrato de intercambio aseguraría a PDVSA una fuente de condensado, que necesita para diluir la producción de petróleo extrapesado de la Faja del Orinoco, su mayor región productora, dijeron las personas. Este crudo, muy denso y con alto contenido de azufre, requiere ser diluido para su transporte y exportación.

A cambio, se planea que Irán reciba cargamentos de petróleo pesado venezolano que puede comercializar en Asia, dijeron las personas, quienes declinaron ser identificadas al no estar autorizadas para hacer declaraciones.

Temas

Dejá tu comentario