El petróleo no encuentra piso: WTI cayó más de 35% en las últimas dos semanas

Economía

A pesar del acuerdo en OPEP+, el precio del petróleo en Estados Unidos volvió a desplomarse esta semana y alcanzó su nivel más bajo desde 2002. Bajó a u$s18,27 desde los u$s28,34 registrados el 3 de abril.

A pesar del acuerdo entre OPEP y sus aliados para recortar suministros, el mercado sigue sobreabastecido y el precio del petróleo en Estados Unidos volvió a desplomarse esta semana para alcanzar su nivel más bajo desde 2002.

El barril de West Texas Intermediate (WTI) cayó un 8,1% para su entrega en mayo y se ubicó en los u$s18,27, por lo cual acumuló una contracción del 35,5% en las últimas dos semanas ya que el valor del 3 de abril se situaba en los u$s28,34.

Paralelamente, el barril para entrega en junio, que será la referencia del mercado neoyorquino a partir del miércoles, bajó 2% a u$S25,07.

Por su parte, el barril del Brent de Londres ganó 0,9% a u$s28,08. En este caso, la pérdida de los últimos 15 días fue del 19,4%.

El contrato sobre el barril de WTI para entrega en mayo expirará, lo que significa que sus propietarios deberán encontrar compradores para el crudo. Pero las reservas subieron mucho en Estados Unidos en las últimas semanas y deberán negociar su precio.

"Los recortes de producción prometidos por la OPEP y sus aliados deberán ejecutarse y la baja de producción en Estados Unidos no se hace suficientemente rápido según muestra la abundancia de crudo en el mercado", destacó Phil Flynn de Price Futures Group.

La producción en Estados Unidos baja según cifras de la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA), pero más lentamente que la demanda, y las reservas podrían desbordarse.

El consumo está sumamente deprimido producto de la propagación de la pandemia de coronavirus y las medidas de confinamiento en el mundo que afectaron a la utilización de carburante en transporte e industria.

La OPEP le echó leña al fuego a los temores al advertir un hundimiento "histórico" de la demanda mundial de petróleo en 2020 debido a la paralización por la pandemia, que provocará un "shock extremo y brutal", de magnitud mundial en el mercado petrolero.

Según sus previsiones mensuales divulgadas este jueves, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) calcula que el consumo mundial de crudo sera en 2020 de 92,82 millones de barriles por día (mbd), lo cual representa una reducción de 6,85 mbd con respecto a 2019.

La Agencia Internacional de Energía (AIE), con sede en París, ya había pronosticado el miércoles una caída "histórica" de la demanda de crudo, previendo por su parte un consumo mundial medio de 90,6 mbd durante el año.

Será el primer descenso del consumo mundial anual de petróleo desde 2009 y la crisis financiera.

"Si observamos las cotizaciones en los contratos que expiran más adelante en el año, los precios son más alentadores porque los inversores esperan una reactivación de la economía estadounidense, que debería permitir recuperar demanda", concluyó Flynn.

El presidente Donald Trump presentó el jueves un plan para una "reapertura" por fases de Estados Unidos en busca de reactivar la economía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario