La suba de commodities ya impacta en precios (expectativa de ajuste en las retenciones a la soja)

Economía

El Gobierno cerró ayer los registros de ventas al exterior del aceite y la harina de soja, medida que en el agro leen como un anticipo de ajuste en los derechos de exportación. Advierten que esto pone fin al fideicomiso.

La suba histórica en el precio de los commodities de alimentos derivada de la invasión de Rusia a Ucrania ya impacta en los precios locales. Los productos derivados del trigo y el maíz, como panificados, cereales y pastas, encabezaron los aumentos de precios de la última semana. El Gobierno busca intervenir y afirma que “todas las posibilidades” están sobre la mesa: este domingo cerró el registro de exportación de aceite y harina de soja, y en el sector agropecuario descuentan que habrá una suba de retenciones.

La inflación en alimentos de la última semana fue de 1,6% en promedio, según el relevamiento semanal de la consultora LCG, y aceleró un punto respecto de la semana anterior. Sin embargo, dos tercios de esa suba semanal estuvo explicado por las subas en las categorías de panificados y carnes. Solo en 7 días, los productos de panificación, cereales y pastas treparon 4,8%. La carne subió 1,8%.

En tanto, el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO), que también realiza relevamiento de precios en supermercados de manera semanal, dio cuenta de que los alimentos secos fueron la categoría que más subió durante la última semana al trepar 2,5%, seguida por alimentos frescos, que lo hicieron en 1,4%. Dentro de estos rubros, los productos que más subieron en una semana fueron: huevos (4,6%), carnes (2,1%), pastas (2,1%), galletitas (7,4%) y cereales (2,9%).

Este martes se conocerá el dato de inflación de febrero, que las consultoras estiman en 3,9%, según el REM del Banco Central. Sin embargo, las consultoras estiman que la categoría de alimentos estará por encima del nivel general. Para LCG, el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual de 4,2% promedio en las últimas cuatro semanas. Para la consultora de Orlando J Ferreres, la variación de alimentos y bebidas trepó al 5,5% mensual.

Nuevas medidas

El Ministerio de Agricultura cerró este domingo por la tarde el Registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior para el aceite y la harina de soja. Lo hizo a través de un comunicado oficial dirigido al sector exportador, firmado por Javier Preciado Patiño, subsecretario de mercados agropecuarios, quien durante la campaña electoral de 2019 ofició como coordinador agropecuario del PJ.

Para los empresarios del sector aceitero, nucleados en la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara), la medida fue tomada porque “la decisión de Guzmán es subir en dos puntos las retenciones al complejo agroindustrial”. La cámara que preside Gustavo Idígoras considera que la medida es “ilegal”, y anticipa que “pone fin a los fideicomisos de maíz, trigo y aceite, puesto que cambia las condiciones de comercio exterior”.

La herramienta del fideicomiso entre privados era la que había elegido el Gobierno para “desacoplar” precios internacionales del mercado local, ante la suba de precios de los commodities que comenzó con la pandemia. Desde hace un año que rige el del aceite, y la última semana la Secretaría de Comercio Interior se apuró a cerrar el del trigo, ante la escalada del precio producto de la guerra. Sin embargo, a las pocas horas de ponerse en funcionamiento, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anticipó que la herramienta sería “insuficiente” a raíz de la escalada en los precios. Feletti, respaldado por la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, había presentado un plan a Guzmán para subir retenciones como herramienta para “desacoplar” precios.

En el sector agropecuario descuentan que la nueva medida del cierre del registro es la antesala de un cambio en las retenciones. Hoy el aceite y la harina de soja pagan 31% de derecho de exportación, menor al 33% que paga el grano de soja. En la mesa chica de la toma de decisiones económicas, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se oponía a realizar cambios. Cerca de Domínguez afirmaban los últimos días que estaban en contra, salvo que hubiera una “orden política” para hacerlo. Para la carne, anticiparon que analizarán medidas en abril, luego de la vacunación, para tener los datos precisos del stock ganadero.

El jueves pasado, la portavoz presidencial, Gabriela Cerrutti, anticipó que se estaban analizando “todas las posibilidades” para evitar el impacto local de la suba de precios internacionales. El viernes, la Mesa de Enlace anticipó su “férreo rechazo” a una suba de retenciones y amenazó con volver a medidas de fuerza como las de 2008. Esta semana habrá reuniones con la Federación Argentina de la Industria del Pan para tomar medidas por el precio del pan.

Temas

Dejá tu comentario