Por "efecto stockeo", advierten un repunte en el consumo masivo

Economía

Señalan que, con el objetivo de adelantarse a posibles incrementos, se observó una recuperación en las ventas durante las últimas semanas. Supermercados "mayoristas", los ganadores.

La suba del dólar blue registrada en los últimos días, con la consecuente ampliación de la brecha frente a los tipos de cambio oficiales, puede tener un impacto en la economía real. Es que, según destacan los analistas, momentos de tensión como el actual generan incertidumbre en torno a la inflación: remarcan que el efecto que genera en las expectativas de cara a futuro puede incidir en la formación de precios.

Ese “temor” al traslado a precios de la suba del dólar paralelo (más allá de que -en teoría- no debería tener incidencia directa), también lo perciben los consumidores. Es por eso que se advirtió una recuperación en distintos productos de consumo masivo. La ampliación de la brecha tuvo su denominado “efecto stockeo”.

“En este momento, que veníamos con una caída ventas, durante la última semana observamos una recuperación. Por la incertidumbre, la gente compra más porque tiene miedo al aumento futuro. El efecto de la suba del blue genera eso. Y la gente sale a cubrirse en mercadería, como aquel que compra insumos, trata de comprar materia prima antes de que su precio se incremente”, señaló a Ámbito Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), quien también destacó un cambio en los hábitos de consumo: “La gente se inclina por productos más baratos. Cayó la venta en los productos más caros, hasta un 25%; pero se potenció en los más económicos”.

“Hay tres canales para tener en cuenta. En los comercios de cercanías no se está viendo esa recuperación: es en los formatos de hasta 500m2, que están más destinados a reposición y no al stockeo. En grandes superficies comerciales hay algunas categorías en crecimiento, sobre todo las que forman parte Precios Cuidados, y las que tienen que ver con congelamiento de precios, que se consiguen en ese tipo de comercios, por lo cual ahí hay un fenómeno de crecimiento. Y donde se está viendo más afectado por este comportamiento, y sobre todo en el mes de julio, es en el mayorista”, señaló por su parte Damián DiPace, director de la consultora Focus Market.

“La gente que cobró el aguinaldo, se fue a stockear. Es por eso que los mayoristas son los grandes ganadores, porque la gente lo que hace es adelantarse frente a la evolución de precios: si podés stockearte, frente a una evolución de la inflación en el segundo semestre de un 20% o 25%, hacés una diferencia enorme”, remarcó DiPace, quien agregó: “Es un síntoma de que los precios de productos básicos están creciendo a un ritmo muy importante y es un síntoma de que se busca lograr que el ingreso no siga perdiendo ante el poder adquisitivo”.

A modo práctico, el director de Focus Market explicó que si una persona hubiera comprado hace un año, por ejemplo, paquetes de snacks, hubiera “ganado” en doce meses un 126%. En tanto, si se hubiera stockeado con yerba, el “rendimiento” hubiera sido del 85% y si compraba asado y lo guardaba en el freezer, un 110%. “Entonces, en este contexto, el stockeo es un comportamiento absolutamente racional”, remarcó.

Alimentos

En ese contexto, los precios de los alimentos cerrarían julio con una suba cercana (o superior) al 3%. El relevamiento que realiza la consultora LCG sobre una canasta de productos arrojó en la última semana un alza del 1,1%, para acumular durante las primeras tres semanas del mes un incremento del 2,7%. El índice presentó una inflación mensual promedio del 3,2% en las últimas semanas, encabezadas por “condimentos” (5,3%) y “verduras” (5,1%). Durante junio, el rubro alimentos se ubicó a la par del nivel general del IPC (3,2%), pero en lo que va del año registró una evolución superior: 26,5%, por sobre el 25,3% del IPC. En la comparación interanual: es del 53,2% frente a 50,2%.

Dejá tu comentario