Premio Nobel también contra las retenciones

Economía

«Las retenciones a las exportaciones son malas en varios sentidos. Tienden a cerrar la economía y a generar menos dinamismo e innovación. Además, al no ser impuestos anticipados, atentan contra el espíritu emprendedor que requieren las economías para crecer.» Así se expresó ayer el Premio Nobel de Economía, Edmund Phelps, al concluir una disertación especial en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

De esta forma, este economista nacido en Chicago en 1933 (casado con una argentina) criticó la política de retenciones y explicó que no son recomendables para calmar la inflación, tal como argumentó el oficialismo para mantenerlas. Para Phelps, las retenciones sólo mejoran los precios internos en el corto plazo, pero no solucionan el problema de fondo, que persiste y reapareceen el largo plazo, principalmente porque las expectativas inflacionarias siguen vigentes y la gente actúa acorde con ellas.

Este economista, que actualmente-preside la Universidad-de Columbia, fue invitado a la Argentina con el fin de inaugurar la «Cátedra Phelps de Derecho y Economía Dinámica» en la Maestría de Derecho y Economía que se dicta en la universidad donde ayer ofreció su disertación. La presentación de este Premio Nobel estuvo a cargo de Juan Vicente Sola, director de la Maestría, y al lado del atril y frente a una numerosa audiencia que en su gran mayoría conformaron estudiantes de Derecho y de Economía, escuchaban atentamente las palabras de Phelps el decano de Derecho, Atilio Alterini, y el embajador de estados Unidos, Earl Anthony Wayne.

La exposición de Phelps se centró principalmente en el motivo de su convocatoria: la economía dinámica, donde enfocó su trabajo de investigación durante los últimos 12 años. Su conclusión fue que los gobiernos tienen que intervenir solamente para frenar las injusticias que impiden que las economías frenen su dinamismo y no regirlo, que es el ingrediente fundamental para el crecimiento a largo plazo. Pero para lograrlo, es necesario contar con ideas, con innovación, con empresarios emprendedores que se arriesguen más allá de las incertidumbres reinantes.

Dejá tu comentario