4 de octubre 2006 - 00:00

Prepagas subirían cuotas 8% en 2007

Guillermo Moreno
Guillermo Moreno
De la reunión que mantendrán hoy el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y el superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, con representantes de las principales cámaras que nuclean a las empresas de medicina prepaga, saldría un principio de acuerdo para que las cuotas en 2007 aumenten hasta 8 por ciento.

El convenio se firmaría con las tres principales entidades que concentran 60% de los afiliados al sistema de medicina prepaga. Debe recordarse que muchas de las compañías más pequeñas que no están incluidas en esas entidades ya incrementaron sus cuotas desde julio de este año. Como esas subas que comenzarán a regir en los próximos meses se ubican entre 10% y 15%, ayer en el sector se especulaba con que en la misma línea estaría el reclamo de las grandes empresas. Pero el presidente de Swiss Medical y la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales (CIMARA), Claudio Belocopitt, adelantó que un aumento de 8% sería suficiente.

Lo que las compañías de medicina prepaga pretenden es que si aceptan subir las cuotas sólo 8%, deberá haber otros aspectos en el acuerdo para compensar mayores gastos que sufrieron. Entre ellos, propondrán tener otros planes con valores que podrán aumentar por sobre el porcentaje pactado (que no superarían 15%), pedirán la exención del impuesto a las transacciones financieras y utilizar el pago de IVA como crédito fiscal para otros impuestos.

  • Estimación

  • En realidad, la base del problema según explican los representantes de las prepagas está en el aval que darán o no los prestadores de los servicios médicos. Ayer, desde la Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico (CADIME) aseguraron que la actualización arancelariano puede ser inferior a 50% para clínicas, sanatorios y profesionales de la salud que trabajan bajo su órbita.

    El titular de la entidad, Guillermo Gómez Galizia, señaló que en las negociaciones con el gobierno «se ha venido considerando solamente el análisis de la metodología para la determinación de los costos de producción, pero no aumentos».

    Sostuvo que por ese mecanismo «se fijará técnicamente el porcentaje del incremento arancelario necesario, transparentando integralmente el gasto en salud y pasando definitivamente de la lógica de precios de mercado a costos de producción».

    Para la entidad «los aranceles a acordarse deberán ser de cumplimiento obligatorio, dado que de no darse estas condiciones las empresas prestadoras del diagnóstico médico y tratamiento ambulatorio no podrán acordar ningún nuevo aumento salarial dentro de la paritaria sectorial».

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar