¿Arranca el pacto productivo?

Economía

Si algo distingue al Gobierno es su pragmatismo. Incluso con los empresarios. El encuentro de ayer entre el Presidente, gran parte del Gabinete y numerosos titulares de las principales empresas del país arrojó, para ambos lados, saldo positivo.

Para el Presidente fue la oportunidad de acortar distancia con el sector industrial después del ‘reto’ público a Paolo Rocca, titular de Techint, por los despidos, quien estaba invitado y no asistió. En rigor, fue Miguel Acevedo, titular de la UIA y de Aceitera Deheza quien gestionó el encuentro. Aunque la idea original era reunir al Grupo de los 6 (Bolsa, UIA, Sociedad Rural, Adeba, Cámaras de Comercio y de la Construcción), el presidente cambió de opinión.

El dato más importante fue que se mencionó la necesidad de reactivar la economía y el rol fundamental del empresario, el sector privado, en esa meta. Y fue entonces que se hizo un lugar la figura de un pacto social y productivo. Fue mencionado por los empresarios y avalado por el Gobierno. Ese pacto podría tener forma de programa económico. Pero no profundizaron. Los empresarios dijeron que tenían problemas vinculados a la caída de la actividad, la falta de dólares, problemas con el crédito y que veían con buenos ojos cómo se gestionó la pandemia.

Hicieron planteos ligados a los distintos sectores: petrolero, metalúrgico, automotriz, alimentos, entre muchos otros. El Presidente prometió entonces que los dólares productivos van a estar cuando se necesiten. En los hechos, Alberto Fernández avanzó ayer en un esbozo de pacto productivo consensuado, que permita salir de la recesión económica rápidamente y con el aporte del sector privado. En ese anhelo, también entrará la reforma tributaria. Se los dijo ayer.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario