Primera firma que desistió de un juicio a la Argentina

Economía

Gas Natural se convirtió ayer en la primera empresa de servicios públicos que retira us reclamos judiciales contra la Argentina radicados en el CIADI, el tribunal arbitral del Banco Mundial. Es un avance, pero aún quedan 31 casos de este tipo por resolver. Obviamente, la decisión fue negociada y estaría en línea con avances en la renegociación de los contratos.

El grupo Gas Natural SDG de España, accionista mayoritario y controlante de Gas Natural Buenos Aires Norte, la segunda distribuidora gasífera del país, anunció ayer «haber manifestado al gobierno argentino la firme decisión de retirar el reclamo que oportunamente presentara ante el CIADI», tribunal arbitral dependiente del Banco Mundial.

Este es el primer caso de una privatizada que renuncia a litigar contra el Estado argentino en un tribunal internacional, por la ley de emergencia que pesificó y congeló las tarifas de los servicios públicos.

Gas Natural renunció antes de haber acordado con el gobierno el futuro de la concesión, y expresó «su plena confianza» en que la distribuidora local «arribe en breve a un acuerdo justo y razonable de renegociación».

La posición asumida por la compañía española es la que el gobierno de Néstor Kirchner viene reclamando desde tiempo atrás a las privatizadas, porque, según el criterio oficial «no hubo expropiación ni trato discriminatorio con las prestadoras de servicios públicos».

Por esa razón, según el gobierno, no habría motivo para que intervenga un tribunal arbitral invocando que el Estado argentino violó los tratados bilaterales de protección recíproca de las inversiones firmados con los países de donde provienen los accionistas de las privatizadas.

• Presentaciones

Hasta ahora se presentaron en el tribunal del BM unos 30 accionistas de privatizadas que reclamarían más de 25 mil millones de dólares. Además de Gas Natural, la norteamericana AES, controlante de Edelap y de las generadoras Alicurá y San Nicolás, aceptó suspender transitoriamente el juicio, y comprometió la renuncia al acuerdo definitivo.

La decisión de las empresas de no continuar los juicios en el CIADI se convirtió en tema
prioritario para el gobierno de Néstor Kirchner, luego de haber terminado el canje de la deuda. Pero ya con anterioridad, en enero, el Presidente le había pedido al titular del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que mediara ante las empresas de su país para que desistieran de las acciones ante ese tribunal. La decisión adoptada por Gas Natural se enmarcaría dentro de esas tratativas que el gobierno español viene encarando en los últimos 60 días.

Tras la decisión de Gas Natural, las compañías de España que continúan sus acciones en el CIADI son
Telefónica, Aguas de Barcelona ( accionista de Aguas Argentinas) y Endesa, controlante de Edesur, Central Costanera y otros activos eléctricos en el país.

Ayer en las compañías locales, se desconocía si sus casas matrices seguirían igual actitud que Gas Natural.

En alguna de esas empresas se atribuyó la decisión de Gas Natural de España a que al estar vinculada con Repsol, «tiene un negocio tan grande en la Argentina, que no le importa perder dinero con Gas Ban».

Las acciones de control de Gas Natural de España se reparten entre Repsol( 30%) y La Caixa (33%). Sin embargo, esta última, una de las principales entidades financieras de España, es muy fuerte sobre todo en Cataluña, de donde surge el mayor respaldo a José Luis Rodríguez Zapatero, impulsó en octubre pasado el cambio en la conducción de Repsol, empezando por el relevo de Alfonso Cortina, y el nombramiento de Antoni Brufau, al frente de la petrolera.

Por eso, en el gobierno argentino, la decisión de Gas Natural se asocia con la gestión de Zapatero y de su asesor económico,
Miguel Sebastián.

Además ambos gobiernos están comenzando a analizar en forma conjunta el proyecto de ley de marco regulatorio para los servicios públicos, siendo que la iniciativa enviada por Kirchner al Parlamento, fue cuestionada por las privatizadas, y en particular por las españolas.

Gas Natural dijo que comunicó su decisión a los ministros
Julio De Vido y Roberto Lavagna, y que «ratificó su confianza en la Argentina, su voluntad de permanecer a largo plazo y su compromiso de trabajar por el desarrollo y crecimiento de la industria argentina del gas».

Gas Natural Buenos Aires Norte opera en 30 partidos de la zona norte del conurbano bonaerense desde 1993. La concesión que abarca un área de 15.000 kilómetros cuadrados, tiene un plazo de 35 años, prorrogables por 10 más. Es la segunda distribuidora del país por la cantidad de clientes y participa en 19,5% del total de ventas del mercado argentino.

Fue hasta ahora la única empresa de energía que presentó una contrapropuesta a la unidad de renegociación de los contratos, mientras el resto de las transportistas y distribuidoras de gas, y Edenor y Edesur, en electricidad, rechazaron la propuesta oficial de acuerdo transitorio. El gobierno convocó la semana pasada a audiencia pública para debatir la propuesta a cada una de esas compañías. La audiencia con Gas Natural será el 13 de mayo, y la compañía dijo ayer que espera llegar a un acuerdo antes de esa fecha para que sea debatido públicamente.

Dejá tu comentario