Proyección de consultoras y provincias superan hasta 10% la meta de inflación anual oficial

Economía

Un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNdAv) alertó un freno al proceso de desinflación auspiciado por el Gobierno nacional y reveló que ninguna de las estimaciones de suba de precios para 2017 coincide con la meta fijada por el Banco Central de entre 12% y 17%.

El trabajo al que accedió ámbito.com muestra que la caída de la inflación "no se viene desarrollando a la velocidad que enuncian" en la Casa Rosada y advierten por un "rebote" en el costo de vida. Según el INDEC, en el primer bimestre el aumento del IPC llegó a 3,81% (enero 1,3% y febrero 2,5%). Los datos oficiales muestran que en dos meses los servicios subieron 5,75% y los bienes 2,48%.

"El escenario económico no es auspicioso para lo que resta del año", consideran en la UNdAv. "Los aumentos proyectados por las consultoras de plaza ubican, en el mejor de los casos, un alza del 20% para todo 2017, pero que se eleva al 23 y 25% en algunos pronósticos", aseveraron.

Las tasas anualizadas de la inflación bimestral de las consultoras Bein y Elypsis y el IPC de Santa Fe superan en más de 10 puntos porcentuales a la banda superior del objetivo definido por la entidad monetaria. La del INDEC despunta 8%.

Los académicos sostienen que la aceleración inflacionaria de 2016 fue el resultado de las medidas de política económica adoptadas por Mauricio Macri: devaluación del 40%, quita de retenciones y aumento del saldo exportable, aumento en los combustibles y tarifazos en servicios públicos. "Combatir la inflación con esa receta ha llevado a la economía a la estanflación, con un retroceso del PBI del 2,3%", remarcaron.

Esta recesión y el "techo" a las paritarias abrieron paso a un proceso de moderada desinflación, que según la Universidad, "no fue acelerado y continuo", sino más bien "tenue" y con diferentes bemoles. "En los últimos meses del año pasado, distintos funcionarios del Poder Ejecutivo se encargaron de sobredimensionar la desaceleración en el ritmo de precios, por medio de ciertos abusos en algunos recursos técnicos", cuestionaron, y agregaron que en lo que va del año tampoco se condicen los dichos con los hechos.

"Las mediciones que ya acumulan el avance de precios del primer bimestre y los resultados de la inflación anualizada no parecen corresponderse con los niveles esperados por los hacedores de política económica", señalaron los expertos del Observatorio de Políticas Públicas que dirige Santiago Fraschina.

Por ese motivo, recopilaron las principales proyecciones inflacionarias de 17 institutos provinciales, consultoras, centros de estudio y facultades. "Del relevamiento se desprende que en ningún caso la inflación anualizada -en función al acumulado del primer bimestre del año- se encuentra dentro del objetivo esperado por el BCRA", afirmaron.

"En los números, luego de que en el primer mes del año la inflación mensual llegara al 1,6% promedio, el mes de febrero se volvió a presentar un salto sustancial, producto de los nuevos incrementos tarifarios en los servicios públicos de modo que las tasas anualizadas de la inflación del primer bimestre del año se ubican más cerca del 30% que de los 17% fijados por el BCRA", detallaron.

Y remarcaron que hasta el informe de Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Central se mantienen expectativas pesimistas respeto del cumplimiento de la meta inflacionaria: prevé 20,4% para el área metropolitana.

"El impacto inflacionario lo está sufriendo en mayor proporción la clase media, por los aumentos registrados en servicios, educación y atención médica para la salud (por los incrementos en la medicina prepaga). Los alimentos y bebidas tuvieron un aumento menor, del 3,48%. Para el mes de marzo se calcula un incremento igual o mayor a febrero", estimaron desde la Undev.

Salud

Otro indicio del rebote inflacionario es el incremento de los medicamentos. Según un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional "Atenea" , la combinación de la devaluación, el alto grado de concentración del mercado y la demanda inelástica empujaron los precios al alza, evitando "una abrupta caída de las ventas" y manteniendo a las empresas del sector "mejorar considerablemente su tasa de ganancia".

El área de Salud del Centro indicó que el analgésico Ibuprofeno en encareció 67%, el antihipertensivo Enalapril acumuló 56% y la Levotiroxina para tratar el hipotiroidismo llegó a 85,8%. "La combinación de pérdida del poder adquisitivo y la característica regresiva del gasto en salud suelen agudizar la problemática en los hogares con mayores necesidad socioeconómicas, los cuales durante el último año debieron realizar un esfuerzo financiero significativamente mayor para hacer efectiva su demanda en estos bienes sociales esenciales para la salud", enfatizaron.





Informe de Sebastián D. Penelli.-

Dejá tu comentario