Renault registra pérdidas históricas de 7.300 millones de euros en primer semestre

Economía

El fabricante de automoviles anunció la supresión de 15.000 puestos de trabajo. Renault indicó que no hará previsión financiera para el ejercicio del 2020.

El fabricante de automóviles francés Renault registró en el primer semestre las pérdidas más importantes de su historia, de 7.300 millones de euros (8.581 millones de dólares), a causa de la crisis sanitaria y las turbulencias de su socio japonés Nissan.

El grupo francés, que ya se encontraba en una situación difícil antes del coronavirus y que a finales de mayo anunció la supresión de 15.000 puestos de trabajo, indicó que no hará ninguna previsión financiera para el ejercicio del 2020 debido a la incertidumbre de la pandemia.

"Es una situación sin precedentes, pero no es definitiva", aseguró el nuevo director general, Luca de Meo, quien ejerce el cargo desde principios de julio. "Tengo plena confianza en la capacidad del grupo en superarla", añadió.

"La crisis sanitaria que vivimos actualmente tuvo un fuerte impacto en los resultados del grupo en el primer semestre y se ha sumado a las dificultades preexistentes", explicó la directora general adjunta, Clotilde Delbos.

Estos números rojos se deben sobre todo a la contribución de Nissan, del que Renault posee el 43% de las acciones, que provocó unas pérdidas de 4.800 millones de euros (5.642 millones de dólares).

Renault, que también dispone de las marcas Dacia, Lada, Alpine y Samsung Motors, se vio perjudicado por su exceso de producción a nivel mundial, acentuado por la crisis sanitaria y la parálisis del mercado automovilístico.

"Nos encontramos en el momento más bajo de una curva negativa que empezó hace varios años", reconoció De Meo durante una conferencia con analistas refiriéndose al incremento de la producción, una estrategia atribuida al expresidente Carlos Ghosn, destituido de su cargo tras haber sido detenido en Japón por un presunto caso de malversación y que huyó a Líbano.

Los resultados de Renault contrastan con los del grupo Peugeot Citroën, el otro gran fabricante francés, que obtuvo un beneficio neto de 595 millones de euros (506 millones de dólares) entre enero y junio a pesar de la pandemia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario