25 de junio 2007 - 00:00

Se afirmó Merval como resistente

Lo mejor que pudo dejar la última rueda, dentro de lo muy malo que lució todo en el exterior, fue advertir nuevamente que nuestro rezagado Merval vino resultando el gran resistente a la baja, aspecto que se detecta en las relaciones y cotejos entre mercados del viernes, pero todavía más al efectuar un repaso por la semana.

Corresponde mencionar lo sucedido en esta última fecha, donde China volvía a abrir el juego con otro sesgo bajista importante -3,3% fue lo suyo- y dando pruebas fehacientes de volver a tambalearse. Por la tarde, lo que más se recogía era vuelta de la inquietud en el terreno del Dow Jones y por conducto de lo inmobiliario en su economía. El índice culminó con derrape fuerte, de 1,2%, y la onda expansiva alcanzó al Bovespa con una marca más atenuada, que no pasó de 0,71%.

Por último, el Merval y su piso diario de 2.214, con máximo en los 2.235 y un cierre de 2.229 puntos. Acusó un retroceso muy discreto, apenas 0,22%, que lo colocó al nivel de los desempeños más estables del duro día.

  • Mala semana

  • Dentro de un desarrollo bien dosificado, muy lento por momentos, las órdenes se pudieron ir calzando sin hacer mayores daños. Ahí residió la base de la resistencia en el Merval, que contó con sólo $ 73 millones de efectivo, perdiendo cerca de 30% respecto de montos cercanos.

    En el repaso semanal se encuentra la mayor pérdida en el Dow Jones, orillando 2 por ciento, bastante amortiguado en un Bovespa con solamente 0,5 por ciento de caída.

    Y al llegar al índice local, el signo dio la nota: porque fue en alza. Y con 0,6 por ciento de aumento cerró el período el Merval, que ganó terreno por lo suyo, y más, por el quedarse de los demás.

    De todos modos, con un contexto internacional tan endeble y peligroso en los mercados de riesgo, toda victoria corta puede ser borrada de inmediato. Con tal temor se reanuda hoy la actividad. Y es bastante.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar