Se calmó la carne, pero no los ánimos

Economía

Julián Domínguez quiere exportar u$s100.000 millones, pero reconoce 128 millones de toneladas de cosecha. ¿Cambios en Agricultura y el Senasa?. Diferencias internas en Gobierno. Nueva ola de calor.

… que, tras el récord de precios del trigo de esta semana, que superó los u$s315 por tonelada, y las oscilaciones obvias de un mercado en tensión, las fuertes inundaciones en Australia, que ponen en riesgo los más de 24 millones de toneladas de exportaciones de ese país, siguen agregando presión a las cotizaciones. El mercado local, sin embargo, sigue frenado con temor por rumores de más retenciones (desmentidos parcialmente) y algunos problemas de embarque que se estarían dando en los puertos por temas de contaminación. Para las gremiales, las quejas se centran alrededor del apenas 36% del precio que reciben los productores respecto a las cotizaciones internacionales, tras descontar la brecha cambiaria y la quita por retenciones, todo lo cual supera el 64% del precio en Chicago. Así, igual que la semana pasada en AcSoja, se escuchó en la reunión de las 4 cadenas (trigo, girasol, maíz y soja) en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, donde el titular de Agricultura, Julián Domínguez, en un muy largo discurso, y sin abordar ninguno de los temas “calientes”, agregó alguna cuota extra de inquietud al asegurar que “se está repensando el rol de Agricultura y el del Senasa”, lo que a muchos los remitió al más que controvertido PEA (Plan Estratégico Alimentario) que Domínguez impulsó en su paso anterior por esa cartera hace 10 años atrás. Tras señalar que “la riqueza está en la diversidad de pensamiento”. “Los países que han crecido son aquellos que se han organizado y que a partir del diálogo han construido propósitos compartidos”, completó. Tras mencionar los 128 millones de cosecha (cifra mucho más acorde con los cálculos privados que los datos oficiales que se seguían arrastrado), el funcionario se refirió al proyecto de Ley conocido como de “promoción de exportaciones”, que desarrolló el CAA (Consejo Agroindustrial Argentino), y que tras muchos idas y vueltas (y recortes) llegó finalmente al Congreso, aunque no se sabe si se tratará en las Sesiones Extraordinarias. Domínguez también remarcó la meta de su cartera de “llegar a los 200 millones de toneladas (de granos)”, y “exportar u$s100.000 millones”. “Es un objetivo. Y estamos trabajando en esta dirección”, dijo.

… que la afirmación pareció una respuesta a lo que pocos minutos antes, Luis Zubizarreta, de AcSoja, había planteado en nombre de las 4 Cadenas. “Mientras que en 50 años nuestra producción agrícola-ganadera aumento 6 veces, la de Brasil lo hizo 14 y sus exportaciones las multiplicaron por 70 aniquilando la famosa trampa de la escasez de dólares que aquí nos desvela”. También, aunque reconocieron la necesidad de un “gradualismo”, los dirigentes señalaron que la baja de las retenciones “debe comenzar ya”. Pocas sonrisas se pudieron ver mientras se multiplicaban los comentarios de los presentes. Lo mismo ocurrió en reunión de los delegados de la Sociedad Rural Argentina, en Palermo, y de las entidades forestales, en la sede de Remonta. Por supuesto que los temas eran variados e iban desde “las diferencias” del Secretario de Comercio Roberto Feletti, con su jefe, el Ministro Matias Kulfas (que desvirtuó el tema de las retenciones al campo), hasta las lluvias de estos días que mejoraron bastante la situación de los cultivos, aunque muchas de las pérdidas, especialmente en trigo, son irreversibles. Sin embargo, las inundaciones en Australia provocaron un aumento en los precios que compensa parte las pérdidas y arrastra a la cebada “que no tiene techo”, según señaló la Bolsa de Bahía Blanca. Algo similar ocurre con la carne que, aunque sigue con exportaciones recortadas en volumen, alcanzó los u$s5.800/tn promedio, lo que permitirá seguramente que el país reciba una cantidad similar de divisas que el año pasado.

…que no solo a la Pampa Húmeda inquietan estos temas. De hecho, la brecha cambiaria, el tipo de cambio de exportación, las restricciones para el comercio exterior, fueron los temas centrales en Chilecito, La Rioja, donde se reunieron los principales productores de vinos de la región, muchos de los cuales también producen aceitunas, y aceite de oliva, entre otros rubros exportables. Es que la Evinor ´21, permitió escuchar las inquietudes de los productores locales e internacionales con fuertes inversiones en la región, especialmente de Estados Unidos, Chile y algunas europeas. Igual, y mañana se comprobará en la cata general y la cena de cierre, tanto el Torrontés Riojano, los Bonarda y los Malbec, entre otros varietales, podrán mostrar los avances que siguen registrando lo que permite que, a pesar de las restricciones, sigan difundiéndose en el mercado internacional.

Dejá tu comentario