Se confirman subas en naftas de 3% y 8%

Economía

• Restan luz y gas

Se advirtieron desde ayer subas en los precios de los combustibles, confirmándose lo que Ambito Financiero informó el 24 de marzo. Se busca empezar a acotar, aunque sea mínimamente, la brecha con los precios internacionales. Los ajustes coinciden con subas en los productos de la canasta familiar y la aceleración de la inflación en general. El gasoil aumentó sólo 3% para no crear otro malestar a los productores agropecuarios (igual, la mayoría ya tendría stock). La nafta premium fue la que más se elevó, con la idea de que paguen más los que tienen mayor poder adquisitivo. Ahora faltaría que se concreten ajustes postergados en luz y gas, que también se habían prometido para este mes.

YPF subió ayer los precios de los combustibles al público, confirmando las versiones sobre conversaciones entre el gobierno y las petroleras para adecuar los valores a partir de abril. Considerando que la petrolera es líder porque tiene más de 50% del mercado, es previsible que las demás compañías sigan el mismo criterio en las próximas horas. Anoche, sólo Petrobras indicó «que por ahora no aplicará incrementos en los productos».

En los surtidores de YPF en Capital Federal, el gasoil subió 3%, y pasó de $ 1,593 a $ 1,631. El litro de nafta súper aumentó 6,8% y fue de $ 1,948 a $ 2,105, mientras que la premium se incrementó en 8,55%, pasando de $ 2,228 a $ 2,499.

Se presume que estas alzas fueron de alguna manera concertadas con el gobierno, a través de Julio De Vido y Daniel Cameron, y que éste no pidió prorrogar la vigencia de los nuevos precios, aun cuando la inflación está disparada, por los aumentos de los productos de la canasta familiar, debido al paro del campo.

Un incremento gradual de los combustibles permite ir acotando la brecha con los precios internacionales que por ahora sigue siendo muy alta, sobre todo con relacióna los países vecinos. Al mismo tiempo, también reduciría el costo para el Estado de importar gasoil a precio internacional para venderlo en el mercado interno a menos de la mitad de su valor real.

  • Necesidad

    El gasoil importado se necesita para los momentos pico de la demanda ( cosecha y siembra en el campo), y para que las centrales térmicas de generación eléctrica y las industrias lo utilicen en reemplazo del gas natural en el invierno.

    En los precios de las estaciones de YPF, se ve, como estaba previsto, una mayor suba para la nafta premium, que es la que utilizan los segmentos de mayores ingresos. Se advierte también un alza menor que la esperada en el litro de gasoil, lo que puede ser transitorio hasta que termine la cosecha de soja, para no agregar otro elemento que vuelva a alterar los ánimos en el campo.

    Las petroleras retrotrajeron 10% en promedio los precios en enero, luego de que el gobierno decidió frenar las autorizaciones de exportación hasta que se normalizara el abastecimiento interno y retrocedieran los valores al público.
  • Dejá tu comentario