Serán 1.200.000 los nuevos jubilados pobres de privilegio: cobrarán sin haber aportado

Economía

Finalmente, se cerró el lunes la posibilidad de jubilarse sin haber completado aportes: fueron 1.200.000 personas las que adhirieron a la generosa moratoria. Es positivo que desde el Estado se otorgue asistencia a las personas que en edad de retiro necesitan una cobertura. Pero fue soslayado el costo fiscal de la medida: 5.500 millones de pesos por año. Tampoco hubo restricciones al ingreso a esta moratoria, que incluyó a personas con alto patrimonio. Otro dato en relación con las jubilaciones: ya son 270.000 los trabajadores que pasaron al régimen de reparto.

Finalmente, fueron 1,2 millón las personas que se inscribieron en los regímenes que flexibilizaron el acceso a la jubilación, que vencieron el lunes. El costo se estima que superará los $ 5.500 millones anuales, que según el gobierno, tiene financiamiento garantizado en la recaudación de aportes y contribuciones al sistema de seguridad social.

El viernes último, a 48 horas del cierre de inscripción, la ANSeS, a cargo de Sergio Massa, contabilizaba 1.140.000 personas adheridas a las moratorias previsionales. En diálogo con este diario, el funcionario estimó que aproximadamente el número definitivo se ubicaría en torno a los 1.200.000. «Pero aún resta depurar las inscripciones porque hay casos entre los que se adhirieron que ya estaban en un plan de pagos vigente y ahora cambiaron de régimen, pero el total no diferirá demasiado de 1,2 millón», explicó. El lunes pasado venció el plazo para inscribirse en el régimen jubilatorio especial denominado «Prestación Anticipada por Desempleo» y en la moratoria Ley 25.994, que permiten completar años de aportes y así cumplir con los requisitos para acceder a un beneficio.

El régimen especial apuntó a las mujeres de entre 55 y 60 años y a los varones de entre 60 y 65 años, con 30 años de servicios con aportes y estar desocupadoal 31 de diciembre de 2005. Estas personas cobran la mitad del haber que les correspondería cuando alcancen la edad jubilatoria, con un piso equivalente al haber mínimo (hoy, $ 530). En caso de conseguir empleo, dejan de percibir el beneficio, pero si continúan desempleados al momento de cumplir los 60 o 65, años pasan a cobrar la jubilación completa.

  • Vigente

    Con respecto a la moratoria Ley 25.994, la norma comprendió a las mujeres con más de 60 años o los hombres con más de 65 años al 31 de diciembre de 2004, y permitió completar los 30 años de aportes requeridos para jubilarse. En cambio, sí continúa vigente la moratoria Ley 24.476 -es de carácter permanente- que no tiene límite de edad, y abarca los aportes adeudados o no ingresados a partir de los 18 años de edad por el período de enero de 1955 hasta setiembre de 1993. El funcionamiento de esta moratoria consiste en que una persona que ya tiene la edad para jubilarse (60 años mujer o 65 años hombre) y cuenta con menos de 30 años de aportes podrá completar los períodos faltantes a setiembre de 1993 mediante una declaración jurada. Los planes de pago van hasta las 60 cuotas mensuales, y pueden oscilar entre los $ 12 y $ 20 por mes por año de aporte que se declare en la moratoria. Las cuotas son fijas durante los 60 meses.

    Cabe señalar que la ley contempla la posibilidad de prorrogar todos estos regímenes, de modo que no se descarta alguna reapertura en el futuro mediato en función de la masa de desocupados que aún no tienen la edad para jubilarse, pero reúnen los 30 años de aportes, o bien, no llegaron a inscribirse a tiempo.
  • Dejá tu comentario