Siguen las subas y el tedio incrementa

Economía

Un nuevo cierre alcista, que siendo menor que el de la víspera (0,04% frente a 0,07%) nos obliga a decir que la jornada bursátil fue todavía más intrascendente que la intrascendente rueda del lunes.

Es cierto que después de moverse del lado perdedor durante la mayor parte de la rueda, los tres indicadores más populares se las arreglaron para quedar ganadores y que estamos apenas a un par de puntos de que el Promedio Industrial marque un nuevo máximo histórico (ayer finalizó en 12.666,31 puntos).

  • Dudas crecientes

    Pero dado que ni las palabras de Ben Bernanke (habló en Omaha sobre los peligros de la desigualdad económica y no hizo ninguna referencia al tema tasas), ni las del secretario del Tesoro (implicó que no habría cambio de tasas en todo 2007), ni la suba del petróleo a u$s 59,1 por barril (llegó a rozar u$s 60), ni la sorpresiva demanda extranjera por treasuries a 3 años (la tasa a 10 años bajó a 4,7695%), ni el esperado balance de Cisco (difundido tras el cierre, no gustó demasiado, como había sucedido antes con los de BP, Duke Energy, Tyco, etc.), ni tampoco la ausencia de noticias macroeconómicas "negativas" fueron capaces de disparar el interés de los compradores (o de los vendedores), no nos queda más remedio que admitir que crecen las dudas sobre el significado de la suba accionaria de la semana pasada.

    Algunos dicen que el mercado "está cansado" luego de tantos meses de suba. Es posible, pero no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que "está aburrido" como pocas veces. A su debido momento esto cambiará (la semana que viene Bernanke le habla al Congreso sobre la política monetaria), el problema es saber cuándo. Es interesante la relación inversa (correlación -70%) que están evidenciando los papeles tecnológicos frente al precio del petróleo desde hace ya algunos años. Lástima que últimamente hasta el crudo parece haber sido desplazado del centro del escenario. Entonces, a seguir esperando.
  • Dejá tu comentario