Soros invierte en Brasil u$s 900 M

Economía

San Pablo (ANSA) - El megainversor húngaro-estadounidense George Soros anunció inversiones de u$s 900 millones en tres plantas de producción de etanol en el estado de Mato Grosso do Sul, Brasil.

«Será uno de los mayores proyectos nuestros en Brasil», dijo Soros, que con su empresa Adeco, nacida en la Argentina, desembarcó en tierra brasileña con la compra de 150.000 hectáreas para plantar caña de azúcar y producir alcohol combustible (etanol).

  • Reunión mundial

    Soros participará hoy y mañana de la Cumbre Mundial del Etanol organizada por la Unión de Productores de Caña de Azúcar del Estado de San Pablo (UNICA), que contará también con la participación del ex presidente del gobierno español Felipe González.

    Los negocios de Soros en Brasil a través de Adeco son la producción de soja, cafés especiales y algodón.

    Soros también forma parte de la empresa estadounidense ADM, que extrae el etanol a partir del maíz, pero en Brasil el potencial se encuentra en el extraído de la caña de azúcar, con menos costos.

    Brasil y Estados Unidos, que dominan 70% del mercado, firmaron un acuerdo de cooperación para convertir al etanol en una commodity, durante la visita, en marzo a San Pablo, del presidente George W. Bush a su colega Luiz Inácio Lula da Silva.

    Las tres plantas de etanol del magnate Soros serán instaladas en los municipios de Angelica e Ivinhema, en el estado de Mato Grosso do Sul, limítrofe con Paraguay y con Bolivia.

    Estados Unidos y la Unión Europa se propusieron como meta reducir en 20% para 2017 la dependencia del petróleo y reemplazarla con biocombustibles, como el etanol y el biodiésel.

  • Transferencia

    Estados Unidos impulsa que la tecnología brasileña de etanol a partir de caña de azúcar -líder del sector desde hace tres décadas- sea transferida hacia América Central, que pasaría a ser uno de sus proveedores del combustible.

    La UE busca que su fuente de recursos de etanol sean los países africanos, con los que Brasil tiene acuerdos de cooperación tecnológica para implementar la tecnología en Africa.

    El presidente de la entidad UNICA, Eduardo Pereira de Carvalho, dijo que quiere convertir a San Pablo en la capital mundial del etanol, combustible que los expertos aseguran ayudará a reducir el fenómeno del calentamiento global.

    Los automóviles brasileños -fabricados bajo el modelo flex, que acepta gasolina y también alcohol- fueron el punto de partida para el entusiasmo del sector.
  • Dejá tu comentario