Tras paro, precios suben 10% (son 100% a los de Moreno)

Economía

Todavía no logró normalizarse el abastecimiento de carne en el mercado minorista y los precios continúan 10% más altos que antes del paro agropecuario, y al doble que lo que imponían los acuerdos de precios anunciados por el gobierno.

A menos de una semana del levantamientode la medida de fuerza del sector agropecuario, los mostradores de las carnicerías y las góndolas de supermercados comenzaron a ofrecer más mercaderías, pero todavía se registran faltantes.

El director de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores (ADDUC), Osvaldo Bassano, señaló que el abastecimiento de carne en los comercios «se hizo efectivo pero el precio no bajó». También lo reconoció el vicepresidente de la Asociación de Carnicerías de Capital Federal, Alberto Williams, aunque aseguró que el faltante de stock provocado por el paro podría solucionarse hacia el fin de esta semana.

El dirigente admitió que «los precios de la carne están 10% más caros» que antes de la medida de fuerza y explicó que el valor al que reciben la media res de los frigoríficos es mayor que hace un mes. Por lo tanto, los comercios deben de alguna forma trasladarlo a los precios de los mostradores.

Durante el fin de semana, las plantas frigoríficas anticiparon tareas de faena y el sábado abrió sus puertas el mercado concentrador de Liniers. Ayer ingresaron al mercado 7.218 vacunos para venta, pero aun así la entrada de animales no alcanza para satisfacer por completo la demanda.

«Para que sea normal el abastecimiento, en el mercado deberían entrar 10 mil cabezas diarias, y después de casi 21 días de paro todavía no se pudo poner al día con los faltantes en los frigoríficos», sostuvo Williams, y agregó que el faltante en los comercios «es de entre 30% y 40%».

El presidente de DEUCO (Defensa de Usuarios y Consumidores), Pedro Bussetti, recordó que a través de la Resolución 308/2008 del Ministerio de Economía se establecieron, entre otros, precios máximos a 12 cortes de carne vacuna. Pero en ningún caso se respetan: «Cuando el asado de novillo debería costar $ 7,28 al público el precio vigente en carnicerías y supermercados oscila entre los $ 14 y $ 19; la nalga de novillo, que tiene un precio máximo de $ 10,97 el kilo, tiene un valor de entre $ 17,50 y $ 21 el kilo».

La titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC), Susana Andrada, también encontró fuertes aumentos. «Los cortes que integran el acuerdo se están comercializando 60% más caros que lo fijado en los acuerdos».

Mientras que el asado de ternera está pautado en $ 10,01, se comercializa en $16. La carne para milanesa indicada en $ 10,60 no se consigue a menos de $ 15.

Pero no sólo el precio de la carne subió por el desabastecimiento provocado por el campo, sino que otro de los rubros alimenticios más afectados fue el de frutas y verduras.

El presidente de Comafru (Cámara de Operadores Frutihortícolas del Mercado Central), Fabián Zeta, aseguró que actualmente el sector está «bien abastecido. Tenemos mercadería de más y vale menos que antes del paro».

Dejá tu comentario