Advierten que la reactivación del turismo sumaría más problemas al dólar

Economía

Un informe de la consultora señala que "los turistas argentinos realizarán la mayor cantidad posible de gastos en el exterior con tarjeta de crédito, aun cuando ésta forme parte de cupo de u$s200 mensuales" y añade: "Como resultado, quienes viajen al exterior generarán algunas presiones sobre las Reservas, directamente motivados por el esquema de incentivos vigente".

El regreso del turismo internacional podría agravar aún más la escasez de dólares, producto de la brecha que existe actualmente entre el dólar oficial y el paralelo. Así se desprende de un informe de Ecolatina, aunque analistas consultados destacaron que el ingreso de divisas podría moderar -aunque de manera parcial- algunas presiones sobre el blue.

“La vuelta del turismo internacional aumentará el déficit. Aun cuando haya más extranjeros visitando nuestro país que argentinos en el exterior, la brecha cambiaria generará algunos problemas por esta vía”, señaló Ecolatina en su informe, quien remarcó que el “dólar tarjeta” continúa por debajo del blue y los bursátiles. “En consecuencia, los turistas argentinos realizarán la mayor cantidad posible de gastos en el exterior con tarjeta de crédito, aun cuando ésta forme parte de cupo de u$s200 mensuales. Como resultado, quienes viajen al exterior generarán algunas presiones sobre las Reservas, directamente motivados por el esquema de incentivos vigente”, agregó.

“Quienes vengan al país preferirán traer dólares billete y venderlos en los mercados paralelos -especialmente blue, donde se paga alrededor de $145 por cada dólar -en lugar de hacerlo en las casas de cambio oficiales o pagar con tarjeta de crédito, donde cada dólar vale $75. Por lo tanto, la vuelta del turismo agravará la salida de divisas y no fomentará el ingreso formal: los turistas dejarán divisas en el país, pero esencialmente lo harán en el mercado informal, sin fortalecer las Reservas en el camino”, señaló el informe.

La firma repasó lo que ocurrió con la balanza del turismo entre 2012 y 2015, cuando la brecha promedió el 45% (actualmente, se acerca al 90%): “El déficit cambiario por turismo acumuló u$s27.200 millones, un promedio anual de u$s6.800 millones”.

“Según nuestras estimaciones, el balance de pagos de la cuenta turismo arrojaría un déficit cercano a u$s3.500 millones el año próximo. Sin embargo, producto de la elevada brecha cambiaria, el rojo de esta misma cuenta en el mercado cambiario duplicaría al del balance de pagos, ubicándose cerca de u$s7.000 millones, motivado por un ingreso de “dólares formales viajeros” en mínimos (cerca de los u$s1.000 millones).

“Una vez que se abra el turismo nuevamente, efectivamente esperaría que aumenten los egresos, que hoy los tenés un poco más contenidos, y se vuelva algo más deficitario el sector. De todos modos hay que ver cuánto es la presión, con un dólar que va a estar más alto e ingresos estancados por el contexto de pandemia”, analizó Julia Segoviano, de LCG.

¿Menos presión?

En tal escenario, cabe la reflexión si el posible ingreso de dólares al mercado paralelo puede quitarle presión al blue. “La oferta de dólares siempre ayuda, más en un mercado informal que es tan poco líquido. Pero lo cierto es que también depende de la demanda (siempre hablando en un terreno hipotético). Hay que tener en cuenta que va a haber demanda de dólares por turismo que hoy no está. En definitiva, podría restarle un poco de presión al blue, pero creo que si los problemas estructurales siguen, como la emisión monetaria y el desequilibrio fiscal, la presión sobre el tipo de cambio oficial y paralelo va a seguir estando. Los turistas, más que moderar un poco esa presión, no van a dar vuelta el partido”, señaló el economista Juan Ignacio Paolicchi a Ámbito.

“El aspecto del retorno de turistas contribuye a darle un poquito más de oferta al mercado ilegal, y entonces va a incidir sobre algunos de los pilares de la formación de precios de ese mercado. Pero soy escéptico que pueda ser un factor disciplinador de este precio. Creo que es un componente que va a ayudar marginalmente, y tal vez de esa forma se mitigan un poco las presiones alcistas, pero dudo mucho que con ese efecto pueda ser suficiente a la hora de bajarlo”, agregó, por su parte, Sergio Chouza, quien destacó que el precio del blue lo determinan los actores que controlan la oferta y que está marcada, sobre todo, por el pulso de la economía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario