Una buena señal deja noviembre

Economía

Luego de la intensa fuga de septiembre y octubre que se llevó más de u$s2.500 millones de los depósitos privados en moneda extranjera (argendólares), a días de cerrar las estadísticas de noviembre se confirma que la sangría se detuvo. Así lo muestran los últimos datos oficiales del BCRA que dan cuenta que el stock de argendólares se mantiene en torno de los u$s14.600 a u$s14.700 millones.

Julio y agosto, por diversas circunstancias habían dejado un alivio al recuperar una pequeña parte de lo perdido meses atrás con incrementos de u$s223 millones y u$s163 millones respectivamente. Pero, y pese a las buenas noticias vinculadas con la reestructuración de la deuda y acercamiento con el FMI, los ahorristas de argendólares se llevaron u$s1.027 millones y u$s1.480 millones en setiembre y octubre respectivamente. De esta manera el stock de argendólares, una pieza clave en el andamiaje de las reservas del BCRA porque los encajes de estos depósitos privados (la porción que los bancos no pueden prestar) son computados dentro de las reservas brutas internacionales, cayó por debajo de los u$s15.000 millones.

En noviembre, con información oficial hasta el día 25, el stock de argendólares se ubica en u$s14.675 millones, esto incluso representa un incremento absoluto de 15 millones respecto al cierre de octubre. A lo largo de la primera semana se observa que el drenaje continuó pero a un ritmo casi imperceptible frente al éxodo de los meses previos. Las salidas diarias se ubicaron entre los u$s20 y u$s30 millones. Pero luego, quizás ya con cierto clima de pax cambiaria, no solo dejaron de caer sino que comenzaron a intercambiar jornadas de salida con jornadas de entradas. Claro que, las salidas de comienzos de mes impactaron sobre las reservas del BCRA que al día 25 acumulan una caída de las mismas vinculadas con los encajes de los argendólares por más de u$s356 millones (mientras las reservas totales caen u$s1.111 millones)

Jorge G. Herrera

Dejá tu comentario