Unos a la espera y otros a la baja

Economía

La corta semana que acaba de concluir deparó poco y nada para quienes gustan de las blue chips.

Una suba de 0,075% para el Promedio Industrial y una merma de 0,02% para el S&P 500, lo que en la práctica permite hablar de un "sin cambios" para ambos indicadores (la diferencia entre el punto más bajo y el más alto durante la semana fue de 0,77% para el S&P y 1,69% para el Dow), cosa curiosa si consideramos que 43 de los 500 integrantes del S&P presentaron sus balances. Pero atención que este panorama de tranquilidad no alcanzó a todos, ya que los seguidores de las empresas más pequeñas del mercado perdieron 1,15% (Russell 2000) en tanto los seguidores del NASDAQ experimentaron una disminución de 2,46% en su riqueza (desde julio que la Bolsa electrónica no sufría una baja semejante).

  • Dos mercados y una "fuga"

    Podríamos entonces hablar de dos mercados y una "fuga" (suena más dramático que la palabra "arbitraje") desde el extremo más riesgoso al más seguro, lo que mirando los desilusionantes balances de Intel, IBM, Apple, etc., no carece de lógica. Pero es mejor prestar otra vez atención, porque no es que los números o las estimaciones a futuro de las empresas hayan sido en sí mismas tan malas, sino que las proyecciones de crecimiento que venían asignándole al sector tecnológico los analistas e inversores fueron tal vez exageradas (no olvidar que al martes pasado el NASDAQ trepaba 3,88% frente a 1,4% del Dow).

    La jornada del viernes dio para algunos una especie de respiro (especie porque el Dow golpeado por General Electric retrocedió 0,02% a 12.565,53 puntos), ya que la suba del petróleo gano 3% quedando en u$s 51,99 por barril) frenó el desplome que venía experimentando el sector energético, en tanto los buenos números de Motorola coadyuvaron a que el mercado electrónico cerrara con una suba de 0,33%. El consejo es el de siempre: cuidado que no se sabe desde dónde puede "saltar la liebre".
  • Dejá tu comentario