Vaya campanero

Economía

Transcripción completa

Se pregunta si la Bolsa de Nueva York "redefinió el significado del libre comercio". Y califica al presidente argentino de "anti-mercado". "Kirchner asumió en 2003, y en lugar de revertir la tendencia de crisis, continuó violando la ley", añade. El siguiente es el texto completo del artículo en españo:

La Bolsa de Nueva York se identifica por su compromiso de liberar mercados. La entidad con orgullo sostiene "un inquebrantable compromiso con los inversores". Pero el mundo emergente de mercados electrónicos y globalizados le produjo a la Bolsa una crisis de identidad, tal cual vemos cuando esta mañana el Presidente de Argentina Néstor Kirchner hizo sonar la campana de apertura. ¿Será que algún economista post-moderno en la Bolsa ha redefinido el concepto de libre comercio?

La última vez que chequeamos, era pecado mortal en la Bolsa de Nueva York fortalecer a un acreedor. A fines de 2001 y en 2002, el gobierno argentino no cumplió con los u$s 82.000 millones de la deuda del sector privado, confiscó cuentas bancarias en dólares, devaluó el peso y rompió los contratos con las empresas de servicios públicos. Kirchner asumió en 2003 y en lugar de revertir la tendencia, continuó violando la ley.

Al principio, se rehusó a negociar con los acreedores y luego los forzó a aceptar cobrar sólo 34 centavos por cada dólar que tenían de la deuda argentina. La política económica argentina bajo la administración de Kirchner consistió en criticar fuertemente a los inversores y ganancias, construir nuevas empresas estatales e imponer controles de precios para amortiguar la inflación, ahora con doble dígito. Esta semana, el gobierno de Kirchner comenzó a presionar a los bancos para que ofrezcan nuevos créditos hipotecarios, incluso cuando 170.000 italianos presentaron una demanda en Washington por falta de pago de deuda.

¿Qué está pasando? Bien, el perfil de inversión de Argentina se está quedando atrás. De acuerdo con Goldman Sachs, en 2005, el ratio de inversión respecto del PBI del país fue 19.8%; en el primer semestre de 2006, fue de 20.2%. Pero un país necesita un ratio de inversión respecto del PBI de 25% para producir una tasa de crecimiento de PBI a largo plazo de 5% anual. Naturalmente, el anti-mercado Kirchner necesita más inversores que deseen tomar retornos por debajo del mercado por dinero que probablemente no vuelvan a ver. De alguna forma terminó con los muchachos en la Bolsa de Nueva York. ¿Cómo explicarlo? Obviamente, Kirchner ya lo ha hecho.

Dejá tu comentario