28 de septiembre 2007 - 00:00

Venezuela también quiere comprar Esso

Julio De Vido
Julio De Vido
Petróleos de Venezuela (PDVSA) estaría interesada en comprar la refinería y otros activos de Esso en la Argentina, según dijo ayer el titular de la empresa venezolana, Luis Vierma. «Sí, escuché que hay algún interés», dijo el funcionario ante una pregunta periodística.

Esta respuesta poco concreta podría deberse a la reserva de las negociaciones. Pero tampoco se descarta que sea una forma de responder a la expectativa del gobierno de Néstor Kirchner de que PDVSA se decida a ingresar en nuestro país de una manera contundente, más allá de las promesas y de las dos estaciones que comparte con ENARSA, la empresa petrolera estatal, desde 2005.

Se estima que de alguna fuente oficial argentina salió también la versión de que PDVSA ofrecería a Exxon Mobil una refinería en Texas por el negocio de Esso en la Argentina. No obstante, la relación entre ambas empresas no parece cordial: la norteamericana se retiró de Venezuela, por rechazar el proyecto de PD VSA de entrar como socio mayoritario en las áreas de la Faja del Orinoco.

Por otra parte, durante esta semana el vocero del Ministerio de Planificación, de Julio De Vido, salió a explicitar el « malestar» del gobierno por la eventual compra de Esso Argentina por parte de Petrobras.

  • Interés

    El gesto se interpretó como una manifestación de interés en respaldar a PDVSA, considerando la sólida relación entre De Vido y el gobierno de Hugo Chávez. Se especula que se busca que la venezolana ingrese al negocio con ENARSA, la empresa estatal de energía. O bien que ésta compre los activos de Esso en sociedad con algunas de las empresas locales que tienen fluida relación con el gobierno, como el grupo Miguens-Bemberg (Central Puerto) o Dolphin (Edenor).

    Se menciona además que Petrobras está muy interesada en hablar de este tema con Cristina Kirchner que viajará a Brasil el próximo martes (ver pág. 3). De todas formas, al igual que ocurrió con la venta de YPF, no se descarta que el proceso de venta de Esso, que incluiría los activos en otros países de Latinoamérica, termine postergándose hasta después de las elecciones, momento en que además debería haber una perspectiva más clara en los mercados financieros internacionales.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar