Venta de autos subió 10% (pero el sector es pesimista)

Economía

En setiembre los patentamientos de automóviles en la Argentina crecieron cerca de 10% en relación con igual mes del año anterior, pero a pesar de esta cifra alentadora los concesionarios se muestran preocupados por la tendencia que muestra el mercado y las consecuencias que puede tener en el sector la acumulación de crisis internas y externas.
Esto se traduce, según directivos del sector, en una caída en el número de boletos de compra firmados para lo que queda del año.

A esto debe sumársele, según las mismas fuentes, la honda preocupación que causa lo que califican como «desmedidaspretensiones de aumento salarial de 65%» que reclama SMATA, el gremio de los trabajadores de la industria automotriz que capitanea José Rodríguez.

El mes pasado las ventas de unidades nuevas treparon a 53.725 vehículos, con lo que el acumulado anual supera las 501.000 unidades. Los datos surgen del habitual informe mensual de la ACARA ( Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina), entidad que agrupa a los «dealers» oficiales de las terminales automotrices. El informe agrega que, proyectadas las cifras de patentamientos al resto del año, 2008 cerraría con ventas de 615.000 unidades cero kilómetro, un número que está dentro de las previsiones de la industria.

  • Fundamento

    La proyección se basa en el hecho de que en el trimestre octubre-diciembre del año pasado (tradicionalmente el de menores patentamientos, porque el público demora sus compras para «ganar» un año en el modelo) se llegó a las 110.000 unidades; de repetir el guarismo, la industria arañaría las estimaciones que se realizaron cuando las perspectivas eran más favorables que las de la actual coyuntura.

    El informe recuerda que en setiembre de 2007 se habían vendido 48.860 vehículos nuevos. También se registra una suba -en este caso de 6%- sobre los patentamientos registrados un mes antes (agosto de este año), en el que se vendieron 51.110 unidades.

    En diálogo con este diario Horacio de Lorenzi, director general de ACARA, admitió que «las cifras son buenas pero estamos haciendo un gran esfuerzo para alcanzar las previsiones».

    Esos esfuerzos, obviamente, se traducen en fuertes promociones y descuentos, así como en la reducción de los márgenes de utilidad de los concesionarios para poder alcanzar las metas fijadas por las fábricas. Explica De Lorenzi: «Estamos todos bajo mucha presión para alcanzar los objetivos; las promociones ayudan, las terminales otorgan algunas ventajas y los concesionarios también deben ceder algo». Lo cierto es que hoy el mercado de automóviles nuevos ya no es un mercado de demanda: salvo casos puntuales ( algún modelo y color específicos) ya no hay listas de espera para conseguir autos cero kilómetro y los plazos de entrega se acortaron casi hasta la «normalización».

    «Efectivamente el mercado cambió», reconoce De Lorenzi. «Se dio una combinación de factores negativos; primero fue el conflicto con el campo; después, cuando parecía superado este problema, surgió la crisis financiera internacional; ahora, si se arregla esta crisis, parecería que se reaviva la pelea con el agro... El público, antes de concretar el cambio de unidad, quiere ver qué pasa en la macroeconomía».

    El directivo aseguró que los precios «se mantendrán constantes; no parece en el horizonte que vayan a producirse grandes aumentos por lo que le decía antes». Agregó que la crisis financiera no debería influir sobre los niveles de venta porque «sólo 8,5% de las ventas de autos nuevos se hace con financiación bancaria. Eso, que normalmente sería un problema grave, hoy se convierte en una ventaja».

    Cabe apuntar que las ventas acumuladas para lo que va de 2008 ya son 11% más que en los primeros nueve meses de 2007: 501.854 unidades contra 453.159; el año pasado cerró con 567.850 unidades cero kilómetro patentadas.

    Desde Europa, Dante Alvarez, titular de ACARA, dijo a través de un comunicado que «debemos ser muy cautos y evitar cualquier sentimiento exitista». El directivo también advirtió sobre las « consecuencias muy negativas que tendrá el acoso impositivo en la provincia de Buenos Aires de incrementar la alícuota de ingresos brutos, que no sólo es desconsiderado sino que podría ser imitado por otras jurisdicciones.» Agregó que «todos los integrantes de la cadena de valor de la industria automotriz estamos muy preocupados porque vemos un horizonte bien diferente de lo que nuestro sector quisiera. Este año se proyectaba como el que permitiría dar el salto a un 2009 con cifras cercanas al millón de unidades patentadas, pero lo finalizaremos alcanzando de manera ajustada las 615.000».
  • Dejá tu comentario