Diego García: "En la salida del Covid vamos a operar al 35% del nivel previo"

Economía

El ejecutivo de la compañía española analizó la crisis del sector aéreo. Y dijo que las rutas a Buenos Aires y Córdoba se retomarán en septiembre, pero con una reducción de las frecuencias a la mitad.

Air Europa es una línea aérea con base en España que vuela a Buenos Aires y Córdoba. Si los cronogramas de apertura de fronteras se cumplen, desde septiembre podrá volver a volar hacia Argentina, aunque reducirá a la mitad las frecuencias. Así lo anticipó Diego García, director general de la compañía para América, en diálogo con Ámbito.

Periodista: ¿Cómo ve la situación de la industria aérea?

Diego García: Es un momento durísimo. Si bien en Europa se empiezan a ver brotes verdes, el impacto es muy fuerte, nunca imaginaron en la industria que iba a pasar esto. En América Latina y el Caribe los vuelos cancelados fueron 97%. Salvo Brasil y México que tuvieron algo de operaciones. Ahora hay que renacer y estamos todos trabajando en eso.

P.: ¿Qué están haciendo?

D.G.: Primero, los protocolos sanitarios. La vida prácticamente va a ser la misma abajo del avión que a bordo. Por ejemplo, llegar a un aeropuerto con barbijo, volar con barbijo, usar mamparas en los mostradores de checkin,hacer los trámites online.

P.: ¿También habrá distanciamiento entre asientos?

D.G.: Tanto la IATA, como la autoridad de la Comunidad Europea, no recomiendan la práctica de dejar asientos libres en los vuelos. De hecho, los vuelos que hicimos de repatriación fueron y volvieron llenos. Está más que probado en todo este período que no hubo contagios en los vuelos.

Primero, todos los aviones de ultima generación están equipados con filtros Hepa, que tienen una eficiencia de renovación del aire y no contaminación del 99,9% porque filtran virus, bacterias y hongos. En segundo lugar, el pasajero viaja con barbijo, la posición del asiento es mirando hacia adelante, el respaldo de los asientos es alto y hace de barrera protectora ante un posible estornudo. En tercer lugar, la renovación del aire es cada dos o tres minutos y se filtra de arriba hacia abajo. Igual, en los vuelos en que haya disponibilidad de asientos se va a aplicar distanciamiento, por sentido común.

P.: ¿Afectaría la rentabilidad?

D.G.: Afecta la rentabilidad y también elevaría el precio que paga el pasajero por el ticket. Por suerte hoy en día no es necesario aplicar el distanciamiento.

P.: ¿Cómo está la operación de Air Europa?

D.G.: Estuvimos operando al 3% de la operación que teníamos pactada para los meses de abril y mayo. Con los vuelos de repatriación y de carga de productos sanitarios tal vez llegamos al 5%. Ahora, con esos nuevos protocolos, ya estamos en movimiento. Desde el 22 de junio (hoy) retomamos los vuelos domésticos en España. Y a partir de julio volvemos a operar intereuropa. Y el 15 de julio hacia aquellas fronteras que se abran en América Latina. Los posibles países serían Uruguay, Brasil, Estados Unidos y Ecuador.

P.: ¿Para cuándo prevén regresar a la Argentina?

D.G.: En caso de Argentina ya sabemos que hasta septiembre no se podrá volar, al igual que Colombia. Cuando regresemos no será con la misma frecuencia que teníamos antes de la pandemia. Teníamos siete vuelos a Buenos Aires y seis a Córdoba. Vamos a quedar con tres a Buenos Aires y tres a Córdoba. Los 22 destinos que tenemos en la región se retomarán con menos frecuencias. Más los 44 destinos que volamos en Europa. Así, vamos a estar operando en septiembre con una oferta que será entre el 35% de la que teníamos antes del Covid.

P.: ¿Cuándo se normalizará el mercado aerocomercial?

D.G.: Los estudios de IATA como de algunas consultoras hablan de entre dos y tres años para volver al mismo volumen de pasajeros y de facturación que tuvimos en 2019. En los primeros vuelos a partir de la reanudación dentro de España la ocupación fue superior al 80%-90%. Pero no sabemos si es una demanda reprimida que sale a consumir y hace un efecto “L” que sube mucho al principio y cae en una meseta y al final empieza a subir de nuevo. O si es una demanda que se va a sostener en el tiempo.

También entendemos que la recuperación va a ser distinta por segmento. Una cosa serán los vuelos domésticos y regionales, que son de corta y mediana distancia. Y otra los de larga distancia. Hay comportamientos diferentes. Los de corta y media se van a recuperar mucho más rápido que los de larga distancia. Este último será el segmento más lento. En este caso lo primero que se reactivará será el tráfico corporativo, de negocios. Y el segmento de “family and relatives”, que se mueve por períodos ya sea por trabajo o por visita.

P.: ¿Qué rol juegan las promociones y la flexibilidad en las tarifas para la recuperación?

D.G.: Es otro de los componentes y condimentos que va a necesitar la industria para poder arrancar. Hoy en nuestro caso, tenemos una oferta todo incluido, impuestos y tasas, desde Buenos Aires y desde Córdoba hasta Europa por 749 dólares, para volar hasta el 10 de diciembre. Y no solo tiene un muy buen precio sino que además acepta hasta dos cambios de fecha sin penalidad. Es para darle previsibilidad a la gente que si llega a pasar algo puede cambiar la fecha. Esto ayuda mucho a tomar una decisión de volver a comprar un ticket aéreo para volver a diagramar unas vacaciones afuera.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario