Vuelve Moreno a presionar a empresas por la crisis

Economía

El gobierno dio «plenos poderes» al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para resolver los problemas de energía, según él mismo afirmó en algunas de las reuniones que mantuvo con las empresas energéticas desde el jueves de la semana pasada, y en particular desde este lunes.

Este traspaso de responsabilidades, que en oportunidad anterior suscitó la crisis del INDEC, viene respaldado por el ministro de Planificación, Julio De Vido, enfrentado políticamente con el secretario de Energía, Daniel Cameron. El ministro parece proclive a creer en algún tipo de milagro que evite aplicar mayores restricciones cuando vuelvan los días de frío más extremo, contrariamente a la opinión técnica que recomienda aplicar más restricciones desde ahora (ver nota aparte). Moreno, después de entrevistar a transportistas y distribuidoras gasíferas por el último corte del GNC del que después terminó olvidándose, centró su actividad en dos frentes. Presionar a las petroleras para que inyecten en gasoductos todo el producto que puede transportar la red troncal; y, prácticamente, prohibir a las generadoras que sigan utilizando gas y que generen con fueloil o gasoil, según la máquina.

Sin embargo, por lo menos hasta ayer, según el parte diario operativo de ENARGAS, el Neuba II estaba transportando 27,26 millones, 1,64 menos de la capacidad instalada aunque 1,5 millón más que la semana pasada.

  • Transporte total

    Más grave en cambio es la situación en el gasoducto Centro-Oeste que también parte de la cuenca neuquina y tiene un déficit de 6,5 millones de metros cúbicos diarios en relación con la capacidad de transporte. En total, los ductos estaban transportando hasta ayer entre 9 y 10 millones de metros cúbicos menos de los necesarios para llenar todas las cañerías.

    Alguna versión da cuenta de que Moreno logró el compromiso de las petroleras de que colmarán los ductos, pero se estima que ese pacto entraría en vigor cuando recrudezca el frío, de modo de ir guardando reservas para ese momento, sobre todo en la cuenca neuquina que viene siendo la que más merma registra.

    La acción de Moreno sobre las generadoras se centra en que no utilicen ni una gota de gas, para poder reasignarlo a industrias, de modo que desde ayer en todo el país las empresas con contrato de servicio firme cuentan con el producto, mientras sigue cortado el suministro a todas las que compran interrumpible.

    Moreno al decidir cómo se genera, se impone también sobre Cammesa, una empresa controlada por la Secretaría de Energía en la que intervienen representantes de los principales agentes privados y con un plantel de técnicos especializados.

    Las generadoras dijeron a Moreno que no tienen margen propio para decidir con qué generar, porque es Cammesa la que les ordena ingresar cada máquina al sistema, la que compra el gas, el fueloil y el gasoil. Para no utilizar gas, se requiere una comunicación permanente y sin errores, porque entran cada día un barco (40.000 toneladas) o una barcaza (8.000 toneladas) y hay que determinar qué empresa lo necesita primero y a qué hora.

    Al producir continuadamente con líquidos, las generadoras de mayor producción y más modernas pierden alrededor de 20% de su capacidad de producción, y al mismo tiempo están más expuestas a fallas porque se postergan las paradas por mantenimiento.

  • Represas

    Pero el problema más grave sería que al no lograr que las térmicas funcionen a pleno, se siguen gastando las reservas de agua en las represas del Comahue y hay técnicos que creen que, cuando se terminen, ya no se recompondrán hasta el deshielo, porque sólo habría de aquí en más, lluviasesporádicas.

    Ayer, a las 20 horas, según los datos de Cammesa, el sistema estaba utilizando 7.518 megavatios hidráulicos, 1.005 nucleares y 7.834 térmicos. A la misma hora del día anterior, la composición de la oferta era de 7.754 megavatios hidráulicos, 1.005 nucleares y 7.652 térmicos. Esto significa que entre un día y otro se produjeron 236 megavatios menos de las represas porque las reservas se están agotando, y en algún caso la autoridad de cuenca llegó a pedir que se respete la cota necesaria para el riego (que no se siga gastando agua).
  • Dejá tu comentario