Ya es ley prórroga para ejecuciones

Economía

El Congreso convirtió ayer en ley, con amplio consenso en ambas Cámaras, el proyecto que suspende por 90 días las ejecuciones de sentencias que tengan por objeto el remate de vivienda única y familiar y frena los desalojos, producto de deudas hipotecarias.

El proyecto -que había sido votado horas antes en el Senadofue sancionado en la Cámara de Diputados, que preside José Pampuro, con amplio consenso por 183 votos contra 7 y 3 abstenciones, ya que contó con el respaldo del bloque Frente para la Victoria- PJ, el radicalismo, el ARI y el socialismo.

La iniciativa fue aprobada en Diputados tal como la envió el Senado, que antes había modificado en comisión el proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo y decidió contemplar sólo la prórroga de los remates.

Sin embargo, la norma convertida en ley posterga el debate sobre el proyecto para dar una solución definitiva al problema de los deudores hipotecarios que, en su mayoría, tomaron créditos en escribanías e inmobiliarias.


A través de esta iniciativa, se suspenden por 90 días los desalojos que se ordenen en los procesos por ejecuciones hipotecarias de vivienda única y familiar «inclusive los procedimientosde ejecución extrajudicial». El proyecto establecetambién una prórroga para aquellos deudores que aún no ingresaron al Fondo Fiduciario.

• Vencimiento

El apuro de los legisladores se debe a que el lunes 6 de marzo venció la prórroga de las suspensión de las ejecuciones de viviendas únicas dispuesta en noviembre y, si ayer no se sancionaba una ley extendiendoesa medida, podían volver a generalizarse los remates por deudas hipotecarias. La iniciativa que el Ejecutivo envió el jueves último al Congreso propone una instancia de mediación de la Justicia entre acreedores y deudores, apelando a la doctrina del «esfuerzo compartido» y otorgar un documento en el cual consta el pago realizado.

Las principales críticas se basaron en la declaración de inconstitucionalidad por parte de la Justicia de primera instancia a la Ley 25.798 que creó el Sistema de Refinanciación Hipotecaria y que estableció un fondo fiduciario obligatorio para los acreedores particulares y optativo para los bancos.


De acuerdo con este mecanismo, los deudores pagaban sus obligaciones al fideicomiso a través de cuotas blandas y éste cancelaba la deuda con el acreedor. Esto fue declarado inconstitucional por varios jueces, dejando abierta la puerta para las ejecuciones.

Dejá tu comentario