Aguantando en defensa

Edición Impresa

Los demás dieron un paso atrás, en varios casos fueron dos, el Merval pudo sostenerse a pie firme en sus posiciones previas casi tan valioso como una nueva suba. El recurso clásico que ya se había empleado en primeras ruedas destempladas de la semana -un oportuno achique de órdenes de oferta- dejando en un paréntesis lo sucedido en el repunte del miércoles, en precio y volumen.

En el exterior se invocó un tema de "tecnológicas" en Wall Street pero lo dominante volvió a colocar al casi ignorado nombre de Chipre como figura central de los argumentos. El Dow Jones pudo, como máximo, lograr una baja mesurada del 0,62%, que fue muy benigna respecto de los derrapes de Europa y que superaron el 1%.

Para el Bovespa no fue más que mantener su decadente marcha a lo largo de 2013, sin poder descontar en las ruedas favorables y acusando más bajas en las malas en la víspera con casi un 0,8%. Por tal compañía es que ver al Merval marcando un leve 0,13% -y en alza- se convirtió en un buen logro. Un mínimo que tocó 3.462, para alcanzar máximo de 3.498 y cerrar en 3.489 puntos. Diferencias de tono parejo, 38 por 34 -en favor de los aumentos- con un pasar del panel líder que acusó perjuicios menores, poco más del 1%, en la mayoría y con algunos ascensos sostenidos (Siderar, con un 4,3% y Francés con el 3,4%). Sin figuras excluyentes en captación de órdenes, el terceto Siderar, Galicia y Tenaris se movió a $ 5 millones por especie. En el total de los negocios se reunieron no más de $ 44 millones y transmitiendo un ritmo lento, muy graduado dentro de la finalidad de evitar contagio con lo que sucedía en el mundo. Una semana plena de confusiones, cada rueda es un eslabón aparte. Y la Bolsa aguantó.

Dejá tu comentario