Alarma a Londres la victoria del Sinn Fein en Irlanda

Edición Impresa

Londrés - Londres hizo ayer un llamado a los líderes de Irlanda del Norte a unirse para formar un ejecutivo local y garantizar la “estabilidad” de la provincia británica tras la histórica victoria del Sinn Fein en comicios locales.

El Sinn Fein, favorable a la unificación de esa provincia británica con la República de Irlanda, se convirtió en el primer partido de Irlanda del Norte en las elecciones del jueves, al obtener 27 de los 90 escaños de la asamblea local, frente a los 25 del Democratic Unionist Party (DUP), favorable al mantenimiento de Irlanda del Norte en el seno de la monarquía británica.

Estos últimos amenazan con boicotear un nuevo ejecutivo local, que debe ser codirigido por republicanos y unionistas en virtud del acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998, si no se cumplen sus exigencias sobre el brexit.

“Ante todo, lo que queremos es estabilidad”, dijo el viceprimer ministro británico Dominic Raab a la cadena Sky News. “Que-
remos que se forme un ejecu-
tivo” y que “los partidos se unan para ofrecer estabilidad a la
gente”.

Antes de reunirse con los líderes de los partidos locales el lunes, el ministro británico para la provincia, Brandon Lewis, dijo a la BBC que era un “momento importante para demostrar que todos pueden trabajar juntos”.

La líder del Sinn Fein, exbrazo político del IRA, Michelle O’Neill, aseguró el sábado que Irlanda del Norte inaugurará una “nueva era”. La victoria debe impulsar a O’Neill al puesto de jefa del gobierno local.

Pero el acuerdo de paz del Viernes Santo, que en 1998 puso fin a tres décadas de sangriento conflicto entre republicanos católicos y unionistas protestantes, establece un reparto del poder entre ambos campos.

Las negociaciones se anuncian sin embargo difíciles, dado que los unionistas se niegan a integrar el gabinete mientras persistan los controles aduaneros entre la isla y el resto del Reino Unido, establecidos por los acuerdos del brexit.

Dejá tu comentario