Alfonsín imita a Cristina y avala listas de adhesión del PJ anti-K

Edición Impresa

• Encierro en Pilar y acercamiento a De Narváez.
• Acuerdo programático.
• Ultimátum al Gen y al PS

Sepultada la candidatura presidencial de Julio Cobos, ahora Ricardo Alfonsín avanzará con un reclamo del vicepresidente: habilitar un acuerdo electoral con el Peronismo Federal en la provincia de Buenos Aires. El Comité Nacional de la UCR ya está preparando la ingeniería legal y programática para permitir que Francisco de Narváez, postulante a la gobernación bonaerense por el peronismo disidente, presente una lista de adhesión a la candidatura presidencial de Alfonsín.

«Se está trabajando para habilitar un acuerdo programático con el Peronismo Federal, pero sin Mauricio Macri. Lo ideal es habilitar una lista de adhesión en la provincia de Buenos Aires si De Narváez es candidato a gobernador; ya se está conversando», confirmó ayer a este diario el diputado alfonsinista Juan Pedro Tunessi. El viernes pasado, en Pilar, Alfonsín, Tunessi; el jefe del bloque de Diputados, Ricardo Gil Lavedra; el titular de la bancada del Senado, Gerardo Morales, y el jefe del Comité Nacional, Ángel Rozas, participaron de un retiro espiritual donde se resolvió apurar la política de alianzas y un acuerdo programático con otras fuerzas políticas. El encuentro se produjo en la quinta del consultor Germán Esponda, y uno de los acuerdos unánimes fue exhortar también al socialismo y al GEN para que definan si van a integrar un frente con la UCR o con Proyecto Sur de Fernando Pino Solanas, refractario a cualquier acuerdo con el radicalismo. El fin de semana, Margarita Stolbizer participó de un encuentro con el partido de Solanas y con el socialismo bonaerense en el que no estuvo incluido ningún representante del centenario partido. La exdiputada radical también recibirá un ultimátum para definir su estrategia electoral, sobre todo teniendo en cuenta que la UCR no cuenta con ningún postulante competitivo en el principal distrito electoral del país.

El principio de acuerdo con el Peronismo Federal de De Narváez será una señal de advertencia tanto para los socialistas como para el GEN. Gil Lavedra fue instruido para elaborar lo antes posible una base programática con 10 puntos referidos a políticas públicas en materia económica, política y social que será pasado a la firma también en el peronismo opositor. Mauricio Macri sigue siendo el límite de Alfonsín y quedará excluido de ese documento. El plan apunta a lograr la rúbrica de los principales dirigentes políticos antes del acto que el alfonsinismo realizará en la cancha de Ferro el 30 de este mes, donde espera reunir a 40 mil personas para consagrar al hijo del expresidente candidato único del partido.

El lunes pasado, en una cena organizada por una ONG dedicada a estudios políticos, De Narváez coincidió con los radicales Morales y Gil Lavedra. Allí se comenzó a conversar de manera informal sobre la posibilidad de impulsar una confluencia opositora y la habilitación de una lista de adhesión de De Narváez a la candidatura presidencial de Alfonsín. El encargado de operar ese acuerdo para el PJ anti-K será el diputado Gustavo Ferrari, quien este miércoles se verá en el Congreso con sus flamantes socios radicales.

Cristina de Kirchner ya había habilitado las listas de adhesión para permitir que el transversal Martín Sabbatella se postulara a la gobernación de Buenos Aires y se colgara de la presunta candidatura a la reelección de la Presidente. Una medida que incomodó a Daniel Scioli, quien verá afectado el caudal de votos que recibirá en las urnas. El panorama se complica ahora aún más para el mandatario bonaerense teniendo en cuenta que De Narváez podría aparecer no sólo adhiriendo a la candidatura presidencial de Macri, sino también a la de Alfonsín. Para eso, primero el Comité y la Convención de la UCR, que se reunirá en junio, deberán autorizar la formación de un frente nacional del Peronismo Federal con el radicalismo. Justamente uno de los principales reclamos de Julio Cobos, desoído hasta que el mendocino se bajó de su sueño presidencial y reclamado ahora por el alfonsinismo frente al vacío bonaerense.

La ley de partidos políticos prohíbe las listas colectoras, pero el ministro del Interior, Florencio Randazzo, confirmó que podrán presentarse listas de adhesión, mecanismo por el que un candidato a gobernador puede adherir a una candidatura presidencial. La diferencia es que las colectoras permitirían dos listas de candidato a gobernador por el mismo partido con idéntico aspirante presidencial, mientras que las de adhesión contemplan esa posibilidad, pero para postulantes de distintos partidos.

Dejá tu comentario