Alimentos: precios varían hasta un 50% según cada ciudad

Edición Impresa

• POR LA INFLACIÓN LOS VALORES DE LOS PRODUCTOS PRESENTAN FUERTES DISTORSIONES EN LOS SUPERMERCADOS

  Un litro de leche puede costar $ 12,99 si se lo compra en la ciudad de Córdoba. Pero a unos 700 kilómetros, en Capital Federal, por el mismo producto se paga hasta un 50% más.

Desde hace tiempo existe una fuerte dispersión de precios entre los supermercados. Las diferencias son tangibles en locales de un mismo barrio y hasta de una misma cuadra. Idéntica situación se repite entre las ciudades.

En un relevamiento realizado por Ámbito Financiero en supermercados de Rosario, Córdoba y Capital Federal, se identificaron amplias diferencias de precios en productos totalmente iguales.

En momentos de inflación y precios rebeldes, es difícil controlar las góndolas: la remarcación es evidente y constante. Tanto es así que, por ejemplo, un kilo de arroz Gallo Oro cuesta $ 24,65 en Rosario, $ 29,99 en la Ciudad de Buenos Aires, y $ 33,30 en Córdoba. La diferencia entre el primero y el último alcanza un 35%.

De hecho, gran parte de los productos relevados maneja su variación en

ese rango: jugos con un 30% de diferencia y yerbas con un 27%. Paradójicamente, si bien no figura en el cuadro, un kilo de yerba en Misiones, productora de esta materia prima, cuesta lo mismo que en Santa Fe. Incluso, en algunos almacenes la llega a superar, alcanzando los $ 50.

De la mano del aumento en el costo de vida de los últimos años los precios de los alimentos fueron de los más castigados.

La realidad muestra que en la Argentina ya no existe una tendencia general de precios, pero sí oferentes barriales que remarcan productos a libre elección. De hecho, en los supermercados no suelen coincidir los precios, situación que se agarra fuertemente de la oferta y la demanda.

Pero hay contadas excepciones y son en su mayoría las que pertenecen al plan Precios Cuidados, que funciona como un paliativo contra la inflación. De todas maneras, todavía hay muchos productos que quedan fuera de esta medida, que regirá en principio hasta el 6 de enero de 2016.

En líneas generales, la Ciudad de Buenos Aires es la más cara. Jugo, leche, fideos, azúcar, arroz y yerba son tan sólo algunos de los productos que así la identifican.

Dejá tu comentario