Allanamientos K: Cristina cede ante papelón; dudas por las garantías exigidas

Edición Impresa

El oficialismo y el peronismo consideran que es un exceso la presencia de un veedor del bloque del FpV y la imposibilidad de ir con cámaras de televisión y fotográficas, aunque advertirán sobre el cuidado de las imágenes para evitar filtraciones. En la sesión también se buscará avanzar con los cambios a la ley de extinción de dominio que recupera bienes de la corrupción.

Después de bloquear durante más de 15 días los allanamientos de sus tres domicilios en Recoleta, El Calafate y Río Gallegos, y ante una bola de nieve que podía forzar un pedido de prisión preventiva y desafuero por obstruir una medida de prueba, Cristina de Kirchner evitó aumentar el papelón institucional en el Senado y dio un tibio guiño a la investigación en sus moradas solicitadas por el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa de los cuadernos-coimas. Sin embargo, las garantías pedidas por la jefa del filochavismo criollo no fueron aceptadas en su totalidad por el oficialismo y el peronismo, que las consideraron "excesivas", situación que dejaba al cierre de esta edición un panorama tenso para la sesión que se iniciará a partir de las 14.

"Le he pedido al presidente de mi bloque -el neuquino Marcelo Fuentes- que, en la reunión de labor parlamentaria convocada para el día de la fecha, comunique al resto de los jefes y jefas de bloque que, a esta altura de las circunstancias, no tengo ningún inconveniente en que el cuerpo autorice lo solicitado por Bonadio", explicó la senadora en un comunicado difundido por sus escurridizos voceros. Además, disparó: "Esta decisión no implica convalidar la irracionalidad de las medidas dispuestas por Bonadio en su cruzada persecutoria contra mi persona, sino que tiene por principal objetivo terminar, de una vez por todas, con el show montado alrededor de estos allanamientos sin fundamentos".

El pliego con condiciones que exige Cristina de Kirchner al Senado son varias y alertaron al oficialismo e incluso a una parte del peronismo, que dejaron clara la negativa sobre varios puntos en la reunión de Labor Parlamentaria realizada por la tarde en presidencia de la Cámara. Entre las "garantías" que solicitó la expresidenta está la imposibilidad de llevar "cámaras de televisión ni fotográficas, para evitar así la posterior difusión de imágenes en programas oficialistas con clara intención de humillación y hostigamiento hacia mi persona". En esa línea, la senadora dijo: "Durante meses fui objeto de escuchas judiciales ilegales, siendo luego mis conversaciones privadas así obtenidas, anunciadas y difundidas en distintos programas de televisión y radio, como siempre oficialistas y con abundante pauta del Estado".

Cristina de Kirchner también quiere a sus abogados presentes "al efecto de garantizar mi defensa y el control de legalidad de los mismos" -esto sí tiene lógica y está contemplado en el proceso-, así como "un senador o senadora, designados por mí, al efecto de garantizar lo que disponga y ordene este cuerpo". Por otra parte, pretende que se "resguarden los objetos de uso personal y de aquellos que conformen el ajuar de las casas". Después, intentó con muy poco éxito ser graciosa: "Si encuentran lingotes de oro, millones de dólares o piedras preciosas en bolsas, se los pueden llevar; pero si encuentran un anillo o un collar, está claro que son objetos de mi uso personal". Y finalizó: "Que Bonadio no rompa nada y disponga que se utilicen los instrumentos técnicos necesarios con los que cuentan las fuerzas de seguridad y los organismos de inteligencia para escanear paredes, divisiones y/o cielo rasos de Durlock".

De cara al convite en el recinto, que necesita iniciarse con quórum reglamentario -37 legisladores-, Cambiemos deberá presentar a sus 25 legisladores y esperar que los ocho peronistas que estuvieron la semana pasada vuelvan a presentarse a la sesión. Misma situación aplicará para los tres senadores del interbloque federal, el progresista Fernando Solanas y la misionera Magdalena Solari Quintana. Hasta el cierre de esta edición, el cristichavismo aún no había definido si aportará número para dar inicio al debate, lo cual chocaría de frente con la "predisposición" de la expresidente en cuanto a dar luz verde a los allanamientos y dejaría al Frente para la Victoria en una pésima posición.

El problema principal que ocurre con la solicitud de Bonadio es que uno de los motivos por los cuales un juez puede pedir la prisión preventiva y un eventual desafuero de un legislador es por riesgo de fuga y obstrucción de la investigación. La imposibilidad de realizar un allanamiento -"el más publicitado de la historia", ironizó la semana pasada el jefe del PJ, Miguel Pichetto, quien volverá a dar quórum hoy- significa bloquear una medida de prueba. Peor aún: convierte en cómplice a quien no quiera votarlo.

Cambiemos tendrá una reunión de interbloque dos horas antes de la sesión. Ayer, gran parte de los senadores estuvo reunida con el ministro de Producción, Dante Sica, para interiorizarse sobre varios índices económicos que preocupan en distintas provincias. Reapareció Esteban Bullrich -su ausencia por vacaciones fue clave la semana pasada, ya que hizo caer el debate por falta de quorum-, a quien se lo vio "tostadito", según confiaron a Ámbito Financiero participantes del encuentro.

Extinción de dominio

Tras la caída de la sesión del miércoles pasado, y en medio de tensiones por falta de acuerdo entre Cambiemos y la oposición, comenzó a tomar forma una postura única entre el peronismo y el kirchnerismo para avanzar la semana próxima con las modificaciones.

Como principal diferencia entre el dictamen que propuso el peronismo y el de Cambiemos aparece la pretensión del oficialismo de realizar la extinción de dominio como una acción civil independiente, mientras que el justicialismo busca dicho mecanismo en paralelo a una sentencia penal en primera instancia.

Días atrás, el principal bloque opositor aceptó quitar la acción de extinción de dominio del procurador general del Tesoro para poner allí al procurador general de la Nación con el fin de dar vía libre a fiscales, cuestión solicitada por macrismo y kirchnerismo. Sin embargo, y ante otras dudas no despejadas, los tres sectores prefirieron firmar dictámenes independientes.

El miércoles pasado, el jefe del PJ, Miguel Pichetto, confirmó a periodistas acreditados en el Senado la posibilidad de un acuerdo con el Frente para la Victoria para agregar a la propuesta, además de los cambios ya mencionados, la posibilidad de realizar una "sustitución de bienes" en casos en los que no se encuentre, por ejemplo, dinero escondido en paraísos fiscales. En esa ocasión, se irá contra los bienes que se encuentren en el país.

Dejá tu comentario