Anticipa Macri cambios de gabinete con excusa de ley

Edición Impresa

El jefe de Gobierno porteño se vería obligado a anticipar los cambios, pocos por el momento, que tenía previsto realizar a fin de año en el gabinete. Una movida interna en el área de Comunicación y la necesidad de reformar la Ley de Ministerios provocarían que Mauricio Macri revele antes de lo que querría cómo quedará su staff el año del Bicentenario.

La norma deberá enviarla a la Legislatura, que no le negaría cómo organizar su gestión, pero de todos modos el mandatario intenta que la actual conformación de bloques resuelva ese organigrama y no esperar al recambio, que se producirá el 10 de diciembre próximo.

La creación de un ministerio de tránsito y transporte, que ya se venía anunciando, será uno de los temas. Pero ahora surgió la idea de reformular el área de Comunicación Social, a cargo de Gregorio Centurión. Al parecer, las observaciones del secretario general del Gobierno, Marcos Peña, sobre esas oficinas, terminaron convenciendo a Macri de la necesidad de dividir esos despachos del primer piso de Bolívar 1. Así, Centurión mantendría su cargo, pero para ocuparse exclusivamente de la comunicación formal y la Marca Ciudad, un proyecto del publicista Ernesto Savaglio. Pero aparte se crearía la Secretaría de Prensa, en la que podría recalar Miguel de Godoy, quien ocupó un puesto similar junto a Fernando de la Rúa en la Ciudad, tras lo cual se dedicó a la actividad privada y dentro de ella, a asesoramiento de políticos.

La Secretaría de Comunicación, como la General, y la Legal y Técnica, dependen orgánicamente de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Horacio Rodríguez Larreta.

Peña tiene injerencia en los asuntos de prensa del Gobierno ya que ha dispuesto de un equipo de periodistas, o estudiantes de periodismo, a los que hace poner la lupa sobre cada nota en diarios y revistas.

El funcionario se habría puesto también a controlar el sitio web del Gobierno y marcó sus diferencias. Si bien en un inicio se alió a Gabriela Michetti, en los últimos tiempos se ganó la confianza de Macri y ya prácticamente no recala en los grupos afines a la diputada electa.

Lo cierto es que, si bien en las áreas técnicas del Gobierno aún estudian si el cambio, que se produciría no antes de un mes, requiere una modificación de la Ley de Ministerios, en la Legislatura lo aseguran.

Sobre lo que no hay duda es que la norma debe cambiarse para crear un ministerio nuevo, como sería el de Tránsito. La materia es una de las prioridades del Gobierno macrista para el año próximo, junto con seguridad, y allí se sentaría el actual vicepresidente de la Legislatura, Diego Santilli, quien termina el mandato en diciembre.

Así como central para Macri también es una de las subsecretarías (viceministerio) más polémicas, que ya reporta tres cambios desde que se inició la gestión. El último se realizó a principios de agosto, con el nombramiento de Guillermo Dietrich, una medida que en el entorno de Santilli causó sorpresa, ya que el legislador no habría sido consultado, cuando se lo menciona como futuro ministro.

Además, Macri estaría pensando en reformular el área de Espacio Público, que conduce Juan Pablo Piccardo, porque no considera que su labor en la parte que corresponde a mantenimiento de calles y veredas será tan intensa el próximo ejercicio, cuando los fondos van a contar con otras prioridades, según les viene anunciando a los ministros.

Dejá tu comentario