Anunció Cristina reducción en retenciones a la carne

Edición Impresa

Cristina de Kirchner anunció ayer una reducción en las retenciones a la carne. Con la presencia de empresarios y trabajadores de la industria frigorífica, la Presidente dijo que para los productos termoprocesados (carne enlatada), se tributará un 5% por derechos de exportación en lugar del 15% que se pagaba hasta ahora. A cambio los frigoríficos deberán incrementar un 5% sus ventas al exterior, además de mantener y aumentar las plantas en funcionamiento.

La revisión en el Gobierno llegó luego de las protestas de los trabajadores por el cierre de frigoríficos en el último año, tras una serie de sequías y las regulaciones de los mercados que limitaron la oferta de hacienda. Como consecuencia, crecieron los reclamos de los empresarios al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, «porque el negocio no cierra». Por eso ayer, en el Salón de las Mujeres Argentinas de la Casa Rosada, Cristina de Kirchner recibió al titular de la Federación de los Trabajadores de la Carne, Alberto Fantini, y al presidente del Consorcio de los Frigoríficos Exportadores ABC, Mario Ravettino, para hacer el anuncio que incluyó indirectas hacia los dirigentes rurales de la ex Mesa de Enlace. Por caso, Fantini, el primer orador en el acto, dijo: «Siempre apoyaremos políticas que se construyen con el diálogo y que incluyen el interés general». En el mismo sentido se expresó Ravettino: «La industria y el Gobierno siempre tendremos diferencias, pero la única manera de saldarlas es el diálogo responsable», dijo.

En tanto, la medida anunciada para los productos termoprocesados será por un año con el objetivo de «reactivar la industria frigorífica», dijo la Presidente. «Es una importante medida fiscal para el producto que más valor agrega en el sector y que representa 12 millones y medio de dólares que se reinvertirán en la industria», explicó la mandataria.

A cambio, el anuncio incluyó la demanda a los frigoríficos de que aumenten su exportación un 5% y que mantengan los puestos de trabajo, y los incrementen. «Esto tendrá un monitoreo mensual, porque implica un renunciamiento a lo que les corresponde tributar y eso debe compensarse con un aporte para todos porque hay una transferencia en materia de recursos públicos», dijo la Presidente. En tal sentido, se creará una comisión de seguimiento integrada por los ministerios de Economía, de Industria y de Trabajo, además de la AFIP.

Asimismo, en el acto también se anunció que a partir de hoy se enviará al Congreso un proyecto de ley para que los trabajadores puedan participar en las decisiones del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), tras la demanda de Fantini en su discurso de ayer. «Queremos que se revea la ley que define al IPCVA porque los trabajadores no tenemos ni voz, ni voto», dijo el dirigente gremial. «Mañana mismo podemos enviar el proyecto», respondió la mandataria a su turno, mientras miró al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

La crisis del sector ganadero, con la consecuente reducción del stock bovino impulsó una fuerte suba en los precios al consumidor y del ganado en pie. La industria frigorífica, por falta de animales para la faena y las restricciones para exportar -que aún se mantienen-, adujo un cuello de botella que implicó el cierre de plantas y el despido de cerca de 1.000 trabajadores, según advierten en el gremio sobre los últimos 3 años.

Dejá tu comentario