Apuntó demasiado alto

Edición Impresa

Parecía como todo articulado para que la de ayer resultara una rueda de repuntes importantes en casi todos los mercados bursátiles. Sin importar la región, los porcentuales se movían en dirección clara a conseguir de dos a tres por ciento de utilidad. Pero en el tramo final del día algunos quedaron dentro de igual franja ganada y otros, como nosotros, quedaron con modestas diferencias. Europa mostró su cara más auspiciosa, incluidas Grecia y España, redondeando un buen rebote para tomar una bocanada de oxígeno. En cambio, se fue diluyendo el avance del Dow Jones, cerrando a sólo la mitad de lo prometido y con el 0,58%. En San Pablo hubo buena retención de la onda alcista, que terminó por sumar casi un 2%. Y de tal modo, quedó el Merval en la ubicación de mayor modestia en sus saldos.

Cuando el índice mayor alcanzó su altura máxima, de buenos 2.250 puntos, también tendía a querer forjar una rueda importante en el avance. Después, recorte inapelable que la depositó unos cuarenta puntos más abajo y con 2.210 unidades: nada más que un 0,26% respecto del día previo.

Si bien se levantó -como era lógico- el ridículo volumen del lunes, el total no llegó a superar los $ 27 millones de efectivo. Y esto se inscribe en un muy bajo cúmulo, para poder dar andamiaje a una suba de precios de cierto calibre. Se cayó en un clásico «pozo de aire», cuando el Merval estaba procurando ganar altura superior en sus precios. Y de allí emergió una rueda que se llegó a perfilar para bastante más de lo que conservó. Y no puede negarse que fue una correlación apropiada de: invertir poco, para ganar poco. La Bolsa, delgada.

Dejá tu comentario